28 de julio de 2014 / 08:37 p.m.

El contrato que tiene Alan Pulido con los Tigres no es uno de Fuerzas Básicas, sino de prestación de servicios, por lo que no se puede ir libre a ninguna parte del mundo, afirmó Enrique Bonilla, director general de la Liga MX.

El directivo recalcó que ante la negativa del jugador para entrenar en la filial de la Segunda División, será Tigres quien tome las acciones que consideren necesarias.

"Alan Pulido tiene un contrato que lo vincula con Tigres, no es un contrato de fuerzas básicas, es un contrato de prestación de servicios", explicó Bonilla de forma tajante.

"Tigres utilizará las instancias necesarias para hacer valer ese contrato en este caso presentaría la documentación ante la Comisión de Resolución y Controversia de la Femexfut".

Bonilla dejó en claro que Pulido no podría ir a jugar a un equipo del extranjero, incluso la Federación Mexicana de Futbol no giraría el transfer internacional, por el simple hecho de que el contrato que tiene con Tigres es totalmente legal.

"No puede jugar en otro equipo si tiene contrato", apuntó el director de la liga mexicana esta mañana luego de un evento, aunque no quiso ahondar mucho más en el asunto.

Según trascendió, Alan Pulido acudiría este lunes a los juzgados del Distrito Federal para arreglar su situación contractual y poder marcharse a Grecia para poder fichar con el Olympiacos, acompañado de la abogada Thelma Herrera.

La intención del ariete es convencer a las autoridades correspondientes que su contrato con la plantilla norteña ha terminado y puede negociar con otro club interesado en sus servicios.

Por lo pronto, todo indica que este "primer round" de la semana ha sido ganado por Tigres, por lo que Pulido tendrá que buscar sus "mejores golpes" en el siguiente si quiere emparejar la pelea.

REDACCIÓN