29 de abril de 2014 / 12:07 a.m.

Consciente que tiene que estar a punto para el llamado oficial para el tricolor y ser parte del mundial de Brasil 2014, el delantero felino Alan Pulido no tendrá vacaciones y a partir de este lunes entrenó por su cuenta.

Pulido acudió a La Cueva en Zuazua y estuvo con la sub 20 de Tigres, todo por su propia voluntad y con el claro fin de no perder forma rumbo a lo que sería su primera copa del Mundo en su carrera.

El atacante continuará entrenando con la sub 20 de Tigres esta semana y manteniéndose física y futbolísticamente para lo que llegará en su futuro.

DIEGO MEDINA