28 de julio de 2014 / 12:06 a.m.

En Tigres esperan que Alan Pulido se presente esta mañana a entrenar con la filial de Segunda División, sin embargo, todo indica que no lo hará y que estará viajando este lunes a primera hora rumbo a Grecia y de la mano de trabajadores de uno de los promotores más influyentes del futbol mexicano.Gente allegada al jugador indicó este domingo que Pulido va con todo y su familia a Atenas, pero además que viaja con el personal de Carlos Hurtado o Guillermo Lara, quienes han sido a través del tiempo los agentes de jugadores más polémicos.Se especula que la idea de Thelma Herrera, la abogada que lo está asesorando y que en los últimos años ha sido muy ligada a Lara, es reunirse este martes con la directiva del Olympiacos en busca de encontrar una forma de quedarse ya en el conjunto del Pireo y no volver más a tierras regias.Existen dos vertientes en este punto de la novela de Tigres y Pulido. El primero es que el Olympiacos podría hacer válida la cláusula de rescisión por el canterano, que se dice es de 10 millones de dólares.La segunda es que Pulido y Herrera logren  negociar con el conjunto griego pueda convencer a Tigres de negociar su salida con un precio más bajo, pero no conseguirlo, tienen un as bajo la manga para salirse con la suya.Se habla que incluso Thelma Herrera y podrían llegar hasta el TAS, que es el tribunal arbitral de la FIFA que legisla los problemas entre jugadores y equipos en cuanto a sus contratos.El argumento que estarían planteando es que Alan no tiene un contrato vigente y es libre fuera de México, pues el documento que Tigres tiene en su poder es el contrato de Sub-20 y que ha sido renovado automáticamente cada dos años, algo que para la FIFA no es reglamentario.Hay que recordar que en el 2009 se dio el caso de Neri Cardozo y Boca Juniors, donde el jugador abandonó al equipo argentino para venir a los Jaguares de Chiapas y se tuvo que recurrir al TAS, que le dio la razón al futbolista y pudo jugar con el equipo mexicano ya cuando se tenían seis fechas en aquel torneo Clausura de ése año.Así entonces Pulido y la gente que lo asesora esperan que se arregle su situación de una u otra forma, ya sea que Olympiacos pague la cláusula o negocie con Tigres una cantidad menor, o como último recurso acudir al organismo de arbitraje deportivo de la FIFA.

REDACCIÓN