26 de agosto de 2014 / 05:45 p.m.

En punto de las 12:30 horas, Alan Pulido llegó a las instalaciones de la Federación Mexicana de Futbol para reunirse con la directiva de los Tigres en la Comisión de Resolución y Controversias.

El canterano felino y seleccionado nacional busca que se reconozca que ya finalizó su contrato con Tigres, mientras que la institución auriazul sostiene que le quedan dos años de vigencia al vínculo.

Pocos minutos después del mediodía arribó también el apoderado legal de Sinergia Deportiva, Alberto Palomino, quien no quiso hablar con los medios presentes, sino hasta el final de la reunión.

"Ahorita no hay nada que decir, esperamos arreglarlo y al final hablamos", expresó Palomino.

Quien no hizo comentarios fue el jugador, quien llegó en una camioneta junto a sus abogados y su padre, no bajó ni las ventanas del automóvil, pero hizo la seña de que al salir atendería a los medios de comunicación.

Se espera que hoy quede todo solucionado, pero como Pulido estaría presentando la moción de que su firma fue falsificada en dicho contrato que asegura el club que tiene, esto podría llevarse más tiempo.

En caso que todo se solucione hoy y que Alan quede libre, es muy seguro que mañana mismo sea anunciado como jugador del Olympiakos de Grecia, pero en caso contrario tendría que acudir al TAS y después pedir a la FIFA un permiso provisional para jugar donde él quiera.

REDACCIÓN | FOTO: TWITTER