NOTIMEX
14 de febrero de 2014 / 12:42 a.m.

El delantero argentino de los Pumas de la UNAM, Martín Bravo señaló que para el equipo es una obligación la liguilla, por lo que tras la racha de tres victorias consecutivas que ha sumado en la liga se sientes cada vez más con la confianza para estar en la fiesta grande.

Aunque en el conjunto de El Pedregal, la situación no era tan optimista hasta hace unas semanas, Bravo señaló que con estos resultados es tiempo de pensar en los objetivo de Pumas, que como equipo grande siempre está en ser protagonista, por lo que una mala racha no debe empañar esto.

“Los Pumas siempre tienen que estar pensando en estar arriba y pelear por un campeonato. Es un equipo grande que tiene que ser protagonista en todo lo que juegue. El equipo está muy bien, tranquilo y motivado en hacer bien las cosas. Creo que la afición debe ilusionarse porque podemos dar muchas más alegrías y triunfos”, dijo.

Además, al equipo le han estado saliendo bien las cosas, el delantero encabeza la lista de goleo con seis tanto, sin embargo, esto no lo ha distraído porque dijo que lo verdaderamente importante es que Pumas sume unidades, ya después se podrán valorar los logros individuales.

“Anotar es lindo, pero ser campeón de goleo no me obsesiona. A cualquiera lo ilusiona. Sin embargo, es muy temprano para hablar de ello y te pones mucha presión solo. Vamos partido a partido y claro que me gustaría anotarle al Atlas, pero lo importante es seguir sumando de tres”, agregó.

Sobre el accionar del equipo, señaló que una vez pasada la presión por los buenos resultados ahora “me siento contento con el buen paso del equipo y confiado en lo que puedo dar. No trabajo para callar bocas, porque lo importante es hacer bien las cosas. Hemos sido contundentes en las últimas semanas, pero el reto es mantenernos en los primeros sitios”.

Finalmente señaló que ahora no hay que confiarse, pues todavía falta mucho torneo y esta buena racha de victorias se debe seguir acrecentando para no volver a vivir en la situación comprometida que estuvieron el torneo pasado, pues lo importante es siempre creer en uno mismo y el trabajo.

“No dejar de creer en lo que estamos haciendo a pesar de que al inicio no se dieron los resultados que esperábamos. Hemos hablado mucho al interior, se sacaron las cosas buenas y malas. La unión fortaleció al equipo y estamos muy fuertes”, explicó.

El equipo de Pumas recibe este domingo en el Olímpico Universitario al Atlas, en uno de los partidos que más pasiones despierta entre las aficiones, por lo que el orgullo saldrá en juego como si de un clásico se tratará, así que será un golpe importante de motivación para los felinos resolverlo a su favor.