23 de abril de 2014 / 12:39 a.m.

El comité organizador de Qatar 2022 aún no decide si construirá los 12 estadios que se comprometió a levantar al presentar su propuesta ganadora para ser sede de la Copa del Mundo.

Los organizadores cataríes emitieron el martes un comunicado en respuesta a informaciones difundidas la víspera en el sentido de que sólo se construirían ocho estados para el Mundial, diciendo que es usual que los países organizadores revisen sus planes antes de hacer su propuesta final de "ciudades sede y proyectos de estadios" para ser aprobada por la FIFA.

"Es el mismo proceso al que se someten todos los países que organizan un Mundial. Para Catar el proceso de seleccionar las ciudades sede está en marcha", dijo el Comité Supremo para la Entrega y Legado (de la Copa del Mundo) en un correo electrónico enviado a The Associated Press. "El requisito mínimo es de ocho estadios y el máximo de 12".

En mayo del año pasado, el secretario general de la FIFA Jerome Valcke dijo que Catar podría organizar el Mundial en ocho estadios pese a que inicialmente había prometido construir 12, y dijo a la AP que las pláticas con los organizadores "serían pragmáticas y encontraremos el número adecuado".

La FIFA exige un mínimo de ocho estadios para albergar los 64 partidos del torneo, y tanto Brasil como Rusia, los organizadores del Mundial en el 2014 y 2018, respectivamente, optaron por 12 escenarios. Los preparativos en Brasil han sido problemáticos, y tres estadios aún no están completamente listos a sólo siete semanas de que comience el torneo.

Catar derrotó las candidaturas de Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Australia para albergar el Mundial del 2022 con la promesa estadios con aire acondicionado como parte de distintos proyectos de infraestructura por miles de millones de dólares.

Sin embargo, la elección de Catar, tomada en diciembre de 2010 por la junta directiva de la FIFA, se ha visto empañada por las acusaciones de fallas en el proceso de votación.

También ha habido preocupación por la situación de los trabajadores migrantes y el sofocante calor del verano en la pequeña nación del Golfo Pérsico, lo que podría dar lugar a un cambio en las fechas del torneo, que tradicionalmente se disputa entre junio y julio.

AP