15 de septiembre de 2014 / 02:46 a.m.

Luego de que el panista Carlos Treviño llamara 'simio' a Ronaldinho, el club Querétaro no hizo esperar la respuesta, y a través de sus redes sociales, emitió un comunicado en el que rechaza por completo las declaraciones del político mexicano.

Además, Los Gallos pidieron a la autoridades que tomen 'cartas en el asunto', recalcando que llegarán a las últimas instancias.

El texto muestra una directiva indignada que exige el castigo por la falta de respeto a su jugador. A continuación el comunicado completo:

A la opinión pública y los medios de comunicación:

La discriminación racial es una grave expresión social que lastima la dignidad de las personas. Por ello, el Club Gallos Blancos de Querétaro rechaza determinantemente todas las formas de racismo y discriminación.

El racismo, la xenofobia, la desigualdad de género y otras prácticas discriminatorias son una forma de violencia que debemos erradicar como sociedad.

Después de la lamentable publicación realizada por una persona de estatus público, el señor Carlos Manuel Treviño Núñez, vertida a través de las redes sociales insultando a nuestro jugador Ronaldo de Assis Moreira "Ronaldinho"; exhortamos a las respectivas autoridades para que tomen cartas en el asunto y afirmamos que como club llegaremos hasta las últimas consecuencias de ley, para que este tipo de expresiones no vuelvan a afectar a ninguno de nuestros jugadores y miembros del club.

En nuestra institución nos apegamos a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuyo primer artículo afirma:"Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros".

Por ello exigimos un castigo ejemplar.

#TodosSomosSimios

Atentamente,

Directiva

Gallos Blancos de Querétaro

CORTESÍA LA AFICIÓN