8 de julio de 2014 / 11:40 p.m.

El zaguero central David Luiz abandonó llorando la cancha del estadio Mineirao, de Belo Horizonte, y expresó frustración e impotencia ante la victoria aplastante de Alemania por 1-7.

"Quería ver a mi pueblo sonreír", dijo muy afectado el nuevo jugador del París Saint Germain francés.

David Luiz admitió que los jugadores alemanes "fueron los mejores, se prepararon mejor", y de su parte afirmó que el de hoy fue "un día con mucha tristeza, pero de mucho aprendizaje". 

EFE