2 de enero de 2014 / 12:42 a.m.

Convertido en uno de los goleadores históricos del Club Guadalajara, Omar Bravo muestra confianza en el trabajo hecho en la pretemporada y con los refuerzos que llegaron junto con él, para darle vuelta al pésimo año que vivió Chivas en 2013, no se achica y dice que llegó para ser campeón.

"No tengo otra cosa que sea menos para mi, ese es mi objetivo (el campeonato), individualmente estar sano, fuerte, poder aportar mi experiencia al equipo, todo lo que he logrado entre lo bueno y lo malo en mi trayectoria y poder plasmarlo dentro de la cancha que es lo más importante".

El delantero que vive una nueva etapa con los rojiblancos prefiere guardar las palabras, pues manifestó que éstas las tienen que mostrar con hechos, por lo que ya esperan el comienzo del Clausura 2014 para darle a su afición una muestra, de que pueden confiar en ellos para lo que viene este año a Chivas.

"Soy muy exigente con mi trabajo y con la llegada de los refuerzos soy más optimista; entiendo que para la afición lo más importante son los resultados y ha llegado la hora de la verdad, el viernes de plasmarlo en la cancha todo lo que hemos trabajado y que nos permita tener un resultado favorable.

"La única credibilidad que puede tener la gente en nosotros es dando resultados positivos, no hay más" señaló.

MIGUEL RODRÍGUEZ