11 de septiembre de 2014 / 04:59 p.m.

Apenas se necesitó un entrenamiento de Radamel Falcao con Manchester United para que el técnico Louis Van Gaal se convenciera que el delantero colombiano es el jugador indicado para acabar con los infortunios del club inglés.

"No tengo dudas de que es uno de los mejores atacantes del mundo", dijo Van Gaal el jueves. "En la práctica de hoy tuvo una oportunidad y anotó gol. Lo confirmó en la primera sesión de entrenamiento que tuvo conmigo".

Un vistazo al récord goleador de Falcao desde que pasó a Europa procedente de River Plate en 2009 sugiere que los 25 millones de dólares presuntamente desembolsados por el United por su salario y la cuota del préstamo al Mónaco son una apuesta que vale la pena.

En el Porto hizo 72 goles en 87 partidos entre 2009 y 2011. En el Atlético de Madrid anotó 70 en 91 partidos de 2011 a 2013. Su promedio de anotaciones en media temporada en el Mónaco, hasta antes de caer severamente lesionado a mediados de enero, fue de un tanto cada dos partidos.

Con Falcao los goles están garantizados. Por eso no es de extrañarse que Van Gaal luciera una gran sonrisa cuando tomó la mano del colombiano y la levantó al final de su presentación como jugador de United el jueves en Old Trafford.

Falcao también dice las cosas que debe decir, al señalar que quiere quedarse varios años en el Manchester United, su quinto equipo en cinco años, todos en países distintos.

"Cuando estaba en Porto, en el Atlético de Madrid, siempre quise mejorar y soñaba con jugar con un equipo como este, y ahora quiero quedarme aquí por muchos años", afirmó el "Tigre" en inglés. "Ahora quiero quedarme aquí muchos años".

United tiene una opción para comprar a Falcao al final de la temporada. Según reportes de prensa, sería por 44 millones de libras (71 millones de dólares). Si el jugador ayuda a que el club regrese a la Liga de Campeones, no habría duda de su compra.

Lo que Van Gaal y el equipo están ansiosos de ver es si ya se recuperó de la lesión en el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda que lo marginó de la selección colombiana que jugó el Mundial en Brasil.

Desde su regreso no ha jugado un partido completo en seis presentaciones con su club y la selección.

"Me siento bien", dijo el ariete de 28 años. "Comencé a jugar hace dos meses en Mónaco y en el último mes mejoré mucho. Tengo confianza en mi estado físico y la rodilla se siente bien".

Falcao fue transferido a Man U pocas horas antes de que se venciera el plazo para transferencias y llegó a Old Trafford poco después de que el atacante Danny Welbeck partiera para el Arsenal.

Los críticos han señalado que al transferir a Welbeck y otros jóvenes jugadores británicos como Tom Cleverley y Tom Lawrence, Van Gaal rompe con la añeja tradición del club de usar a jugadores de su cantera. Al menos mientras el equipo trata de recuperar su puesto como uno de los más importantes de Inglaterra tras una temporada de terror bajo el mando de David Moyes.

Van Gaal se defendió: "Siempre estoy dispuesto a dar oportunidad a jugadores jóvenes, pero tienen que aprovecharlas", dijo. "No puedo hacerlo por ellos".

"Le he dado a todos los jugadores una oportunidad de convencerme de su calidad. Danny Welbeck llegó aquí a los nueve años pero no tiene la marca de Van Persie o de Rooney y ese es el nivel. Por eso dejamos que se fuera".

Al mudarse en años consecutivos del Atlético al Mónaco y ahora al United, Falcao se ha acostumbrado a no jugar en la Champions. Por quinta temporada consecutiva no estará en la principal competencia europea de clubes, un escenario que atrae a muchos jugadores sudamericanos hacia Europa.

"Todo jugador quiere participar en la Champions", dijo. "Este año no será posible en Manchester, pero confiamos en que lograremos la clasificación para la próxima temporada".

Falcao podría hacer su debut con el United en un partido de la Liga Premier contra Queens Park Rangers el domingo. United ha logrado tres puntos en los tres primero partidos dirigidos por Van Gaal.

AP