10 de febrero de 2014 / 02:08 a.m.

El racismo dentro del futbol, ha sido un mal del que la liga local no se ha librado. Desde insultos que bajan desde el graderío, hasta descalificaciones dentro del mismo terreno de juego, son varios los casos donde jugadores de color han pasado un mal rato y a pesar de las quejas que clubes y propios jugadores presentan, no se ha podido erradicar este mal ejemplo dentro del mundo del deporte.

A continuación te mostramos los casos más famosos en las canchas del futbol nacional. Donde, dicho sea de paso, los Pumas han sido los principales protagonistas en este tema.

FELIPE BALOY

En el Apertura 2006, "Rayados" de Monterrey visitaba la cancha del viejo Estadio Corona, con el conjunto regiomontano llegaba el panameño Felipe Baloy, quien desde que pisó el campo, no dejó de recibir insultos por parte de la tribuna; "chango come plátano" y sonidos imitando a esos animales, fueron las burlas que el defensa tuvo que soportar.

Monterrey apoyó a su jugador y la jornada posterior apareció en la cancha del "Tec" con una manta y en ella, la leyenda: "La única diferencia de color, está en el uniforme".

Años después Santos contrató al central panameño y de nuevo fue objeto de insultos racistas, ésta vez en la cancha del Olímpico Universitario y aparentemente a manos de los defensas Darío Verón y Marco Palacios. Felipe acusó a los jugadores felinos de llamarle "mono" y "negro". "En la cancha nos decimos de todo, nos gritamos, pero ese tipo de comentarios no se deben hacer", agregó.

"Pikolín" y Verón apoyaron campañas de la Conapred (Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación) en contra del racismo para zanjar de lleno el malentendido.

DARWIN QUINTERO

En un duelo entre Santos y Cruz Azul, el colombiano Carlos Darwin Quinteros se encaró con el lateral Rogelio Chávez luego de asegurar que el cementero lo llamara "simio de mierda". El caso se llevó a la Conapred, organización que no encontró elementos suficientes para sancionar a Rogelio.

CHRISTIAN BENÍTEZ

El desaparecido delantero ecuatoriano disputaba los cuartos de final del Clausura 2013 ante Pumas de Universidad en la cancha del Estadio Azteca, de nuevo fueron los felinos los acusados por actos racistas, aunque en esta ocasión fue la afición del cuadro del pedregal la que insultaría al "Chucho" cada que éste tocara el balón haciendo ruidos similares a los de los monos.

LOBOA, ARIZALA Y BURBANO

En 2012 fue señalada de nueva cuenta la porra de los Pumas por insultos racistas hacia los jugadores de León; Eisner Loboa y Burbano (en ese entonces).

El entrenador Gustavo Matosas se mostró indignado ante esta situación y al final del partido se expresó al respecto. "Sí escuché y lo repruebo totalmente, lamento que esto suceda en un campo de futbol, porque no importa el color de tu piel, en absolutamente nada de lo que hagas".

Ayer, fue una vez más un grupo de personas en la porra de los "Auriazules" señalados por realizar gritos y ofensas racistas a Franco Arizala y Eisner Loboa cada que éstos tocaban el esférico.

Edwin Hernández jugador esmeralda se pronunció al respecto. "Pues qué gente tan tonta la verdad, estamos en otro momento, en otro Siglo, estamos en una generación de personas que, me imagino, somos pensantes. Se tiene que hacer algo para esto, en México no puede pasar, somos humanos y no importa el color de piel ni la raza" declaró.

HÉCTOR ORTIZ