22 de enero de 2014 / 04:50 a.m.

El reinado de Victoria Azarenka en el Abierto de Australia llegó a su fin al miércoles al estrellarse en los cuartos de final contra el tenis depurado de Agnieszka Radwanska.

En otro resultado sorpresivo en el primer Grand Slam de la temporada, la polaca Radwanska doblegó 6-1, 5-7, 6-0 a Azarenka.

Quinta cabeza de serie, Radwanska fue como un frontón, devolviendo pelotas imposibles que dejaron abrumada a su rival bielorrusa.

La ronda de cuartos de final había sido el obstáculo con el cual Radwanska se había tropezado en tres oportunidades consecutivas. Pero con un despliegue completo de su versatilidad —tirando drops y slices desde el fondo— logró neutralizar la potencia de su oponente.

Azarenka no tuvo otro remedio que subir a la red y allí cayó en la emboscada que Radwanska le había preparado, ejecutando con pasmosa precisión un rosario de tiros cruzados, globos y voleas.

También se blindó con su propio saque, cediendo apenas dos games durante el trámite y quebrando el de Azarenka en seis ocasiones.

Radwanska había perdido ante Azarenka en los últimos siete partidos entre ambas, y apenas contaba con tres victorias en los 13 previos.

"Me decía que un día de estos iba a dar el paso al frente y alcanzar la semifinal. Estoy tan feliz de que finalmente lo logré", dijo Radwanska sobre su primera semifinal de un grande en pista dura. La polaca fue subcampeona de Wimbledon en 2012 y repitió en semifinales el año pasado.

Su rival de turno será la eslovaca Dominika Cibulkova (20), quien barrió los últimos ocho games para vapulear 6-3, 6-0 a la rumana Simona Halep (11).

Azarenka vio cortada una racha de 18 victorias seguidas en el Melbourne Park. Fue abucheada en el tramo final cuando despidió con rabia una pelota contra la barrera, luego de cometer uno de los 47 errores no forzados que acumuló en el duelo.

"No pude dar mi mejor tenis, como hubiese querido", dijo Azarenka. "Pero ella jugó realmente bien".

Azarenka se suma a la lista de luminarias del cuadro femenino que se han despedido antes de las instancias decisivas del torneo, ya que Serena Williams y Maria Sharapova no pasaron de los octavos de final.

En el cuarteto de semifinalistas, la china Li Na —campeona del Abierto de Francia 2011— es la única que puede presumir de un título en las grandes citas.

Li se medirá con la adolescente canadiense Eugenie Bouchard, la revelación del torneo, en la otra semifinal.

Cibulkova, una de las jugadoras de menor estatura en el circuito femenino con sus 1,61 metros (5,3 pies), no le dio a respiro a Halep con sus potentes devoluciones desde el fondo.

La eslovaca, quien venía de eliminar a Sharapova, se entreveró en su primera semifinal de un Grand Slam desde el Abierto de Francia de 2009. Fue su segunda victoria en cinco duelos de cuartos de final en las grandes citas.

Para la rumana Halep, fue una dura lección en su primera experiencia en esta instancia. Apenas sumó 10 puntos en el segundo set.

"Ya había pasado por esto y eso fue muy importante", dijo Cibulkova, la primera eslovaca que se mete entre las cuatro mejores en Melbourne Park desde Daniela Hantuchova en 2008. "Estaba preparada y sabía lo que debía hacer".

Más tarde, el español Rafael Nadal (1) buscaba el pase a las semifinales del cuadro masculino al medirse contra el búlgaro Grigor Dimitrov. Además, el británico Andy Murray (4) enfrentaba al suizo Roger Federer (6), el campeón de 17 Slams.

AP