6 de marzo de 2014 / 06:03 a.m.

Satisfecho con el funcionamiento y el acoplamiento de la selección mexicana más no contento por el resultado, así es como salió el capitán del tricolor Rafael Márquez, luego del empate sin goles de anoche ante el seleccionado de Nigeria.

Márquez resaltó la forma del plantel y la manera en que salieron del momento difícil del partido en donde aceptó en la primera mitad Nigeria les pasó por encima pero aseguró lo revirtieron en la parte complementaria.

"Fue un rival bastante fuerte que nos superan físicamente pero el equipo se comportó bastante bien a pesar de los primeros minutos que ellos aportaron muy bien, después nosotros propusimos el partido, tuvimos la pelota más y creo que nos vamos contentos de tener aunque sea este partido con los Europeos que hicieron un gran trabajo también.

"Desde luego que siempre importa el resultad, no se perdió ni se ganó pero el funcionamiento y el esfuerzo que dio el equipo nos vamos satisfechos", dijo.

Sin embargo el futbolista del León es consciente que aún hay mucho por trabajar y detalles por mejorar de cara al próximo mundial de Brasil 2014.

"Tenemos que empezar más concentrados (los próximos partidos), adaptarnos más rápido a todo, al rival, la pelota, la cancha y después de eso hay pocas cosas que mejorar, el segundo tiempo creo lo hicimos bastante bien y tuvimos oportunidades.

"Hay que segur trabajando, el estilo, el sistema, la parte física, la intensidad y todo eso, hay tiempo suficiente para seguir trabajando", señaló

Márquez no quiso hablar de los polémicos twitters de ayer en donde Cuauhtémoc Blanco le respondió algunas declaraciones que había vertido Rafael Márquez el martes pasado.

"No nada (que decir), son ustedes, ya parecen ventaneado", dijo sonriendo mientras se retiraba al autobús que llevaría a los seleccionados a su hotel de concentración.

DIEGO MEDINA