13 de junio de 2014 / 05:37 a.m.

En el camino hacia la gloria de la copa del mundo los jugadores de las distintas selecciones se tienen que enfrentar a lo mejor del orbe, entre ellos a sus compañeros de club, personajes que conocen perfectamente su estilo de juego a raíz de la convivencia diaria, una situación que vivirá el capitán del Tri, Rafael Márquez, al enfrentar a la selección de Camerún.

El cuarto choque de México contra una escuadra africana en Mundiales representara para Márquez el rencuentro con su viejo compañero en el Barcelona Samuel Eto ?o junto al cual vivió temporadas históricas en el club blaugrana.

Los 2 coincidieron en la escuadra catalana a partir de la temporada 2004-2005 con la llegada del artillero africano, Márquez había llegado a la ciudad condal una temporada antes, en dicho club compartieron vestidor durante 5 temporadas, en las cuales ganaron 8 títulos entre ellos 2 Champions League y 3 títulos de liga española.

Eto ?o salió de las filas azulgranas al final de la temporada 2008-2009, Rafa dejaría a los catalanes un año después, a partir de ese momento sus carreras tomarían rumbos distintos.

El camerunés ganaría una vez más la Champions con el Inter de Milan en la temporada 2009-2010 antes de pasar un por el Anzhi ruso y jugar la temporada pasada para el Chelsea de Inglaterra, mientras "el Elegante" viviría un duro paso por el Red Bulls New York de la MLS hasta su regreso a México con el León.

Ahora, cinco años después de jugar por última vez juntos en el Barcelona, la Copa del Mundo será el escenario en donde dos viejos amigos se rencontraran, este encuentro será la cuarta aparición en copas del mundo para ambos jugadores.

"El Kaiser" comandara a la escuadra mexicana en la búsqueda del quinto partido, y a la caza del record de Maradona, como el jugador con mas capitanías en la historia de los mundiales, por su parte "el Pichichi" africano liderara a los "Leones Indomables" en busca de limpiar la mala imagen de Sudáfrica 2010.

La primera prueba de México será Camerún y para Márquez será detener a un antiguo compañero de triunfos.

RAFEL RIVERA