REDACCIÓN
19 de septiembre de 2014 / 04:19 p.m.

Vaya sorpresa que se llevaron los pasajeros de un helicóptero cuando al subir vieron que el piloto era nada más y nada menos que el estrella del tenis Rafael Nadal.

Pero no crea que ahora el jugador español dejará las raquetas para pilotear estas aeronaves, sino que se trataba de la grabación de un comercial de uno de sus patrocinadores.

El número dos del mundo se hacia pasar por un novato piloto intentando inspirarles algo de confianza a los pasajeros. Sin embargo, estos no estaban muy seguros de lo que podría pasar, pues Nadal no hacía más que ponerlos nerviosos con sus "conocimientos".

Al final todos salieron contentos y los sorprendidos pasajeros soltaron la carcajada al darse cuenta que habían sido grabados por una cámara escondida.