4 de enero de 2014 / 08:47 p.m.

Rafael Nadal se adjudicó su primer título de la temporada al vencer el sábado 6-1, 6-7 (5), 6-2 a Gael Monfils, en una entretenida final en el Abierto de Qatar.

Nadal confirmó durante la semana el por qué es el número uno mundial. Aunque no estuvo al nivel óptimo en su primer torneo del año, el español supo salir adelantar para sumar el título número 61 de su carrera. Quedó séptimo en la lista histórica de la era abierta, a uno de igualar al argentino Guillermo Villas.

"He jugado mi partido de la semana", dijo Nadal tras el duelo de casi dos horas. "Estoy muy contento".

Le tocó sufrir durante la semana. En tres de los cinco partidos que disputó debió irse al máximo. Tobias Kamke lo exigió en la segunda ronda, luego Peter Gojowczyk en los cuartos de final y al final Monfils.

"Lo importante es poder sobrevivir tras partidos muy complicados esta semana", dijo Nadal. "Y la final fue el partido más difícil al enfrentar a un rival más difícil".

"Es una gran manera de comenzar el año", añadió.

Nadal arrasó en el primer set, que apenas duró 23 minutos. Pero el francés Monfils plantó cara en el segundo set, tomando ventaja 3-0. Aunque Nadal recuperó un quiebre de servicio en el séptimo game, cuando Monfils dejó un revés en la red, el español no pudo imponerse en el desempate.

En el tercer set, Nadal rompió el saque de su oponente en el cuarto game, en el que Monfils despidió largas un par de forehands en 30-30.

Nadal selló la victoria con un nuevo quiebre en la segunda bola de partido.

Con la victoria, Nadal quedó con marca de 9-2 en los enfrentamientos directos con Monfils. El francés le había derrotado en sus dos duelos previos en Doha, en los cuartos de final de 2009 y las semifinales de 2012.

Nadal ha alcanzado la final en 15 de sus últimos 18 torneos. El año pasado conquistó 10 títulos, una cosecha individual sin precedentes.

Situado en el puesto 31 del ranking, Monfils ha disputado tres veces la final en Doha, pero siempre le ha tocado irse a casa sin el trofeo de campeón. Ha estado en 20 finales en su carreras, pero apenas ha ganado cuatro.

"Rafa es muy fuerte, que le pega muy duro a la pelota", dijo Monfils. "Siempre es difícil enfrentarle y hoy fue un poquito mejor que yo".

AP