NOTIMEX
26 de mayo de 2014 / 10:59 p.m.

El español y actual número uno del mundo, dijo sentirse bien con su desempeño, en su día de debut dentro del Abierto de Francia.

 

El tenista español Rafael Nadal, número uno del mundo, quedó satisfecho con su debut en el Abierto de Francia, segundo Grand Slam de la temporada, el cual ha ganado en ocho ocasiones en su trayectoria.

“He empezado muy bien en el primer set, al principio del segundo he cometido algunos errores, pero he conseguido reponerme en el tercero. Estoy satisfecho con el debut”, destacó el campeón defensor.

Rafa derrotó en su presentación al estadounidense Robby Ginepri por parciales de 6-0, 6-3 y 6-0, si bien, el resultado no sorprendió, si fue extraño verlo jugar en la pista Suzanne Lenglen y no en la cancha principal, la Philippe Chatrier.

El español, campeón este año del ATP de Doha y Río de Janeiro, así como del Masters 1000 de Madrid, le restó importancia a este asunto y aseguró que independientemente de la pista, siempre es “un honor” jugar el torneo parisino.

“No importa mucho en qué pista jugara. Jugar Roland Garros es siempre un placer para mí, es realmente un honor y me provoca un sentimiento especial. No importa si se trata de la Chatrier, la Lenglen o cualquier otra pista, porque siempre va a ser genial estar aquí, y la Lenglen es una gran pista”, expresó.

En conferencia de prensa, el líder del circuito desconoce el motivo de las críticas que ha recibido por su inicio en la temporada sobre tierra batida, superficie en la que por primera vez en su carrera sufrió tres derrotas.

“Posiblemente, los años anteriores he hecho temporadas de tierra batida realmente buenas y ésta puede parecer que es mala. La verdad es que dos cuartos de final, una final y una victoria en un Masters 1000 está genial y es una buena temporada”, apuntó.