21 de noviembre de 2014 / 05:06 a.m.

Por fin, Raiders de Oakland consiguió su primera victoria de la temporada, más satisfactoria todavía por haberla conseguido contra uno de sus más odiados rivales, Jefes de Kansas City, por 24-20 en el O.co Coliseum de esta ciudad, para abrir las actividades en la semana 12 de la temporada 2014 de la NFL.

En esta ocasión, el ataque terrestre de los "malosos", que había pasado por completo desapercibido esta campaña, fue el artífice de la victoria, por conducto de Latavius Murray, quien anotó en el primero y segundo cuartos, con acarreos de 11 y 90 yardas, en ese orden.

Así, Raiders puso su registro en un ganado por 10 perdidos, en tanto Jefes bajó a 7-4, como sublíder en la División Oeste de la Conferencia Americana (AFC), a la espera de lo que ocurra el domingo cuando Broncos de Denver (7-3), puntero del sector, reciba a Delfines de Miami (6-4).

Luego de un intenso primer cuarto, en el que las defensivas dominaron las acciones, Oakland por fin le puso número a la casa en su segunda serie ofensiva, gracias al primero de Murray quien dobló la esquina izquierda de la formación prácticamente sin resistencia, para poner el 7-0 en el marcador con acarreo de 11 yardas.

Para sorpresa de todos, quizá incluso de ellos mismos, los "malosos" duplicaron su cuenta al inicio del segundo cuarto, cuando la defensiva rival dejó la puerta abierta para que el mismo Murray realizara una espectacular escapada de 90 yardas que los puso 14-0 adelante.

No obstante, las cosas parecían volver a su nivel cuando, después de parar a la ofensiva de la "tribu", el regresador de despejes Denarius Moore falló el fildeo de un despeje, que se convirtió en balón suelto y recuperado por Kansas City.

De ahí, aunque su defensiva se comportó prácticamente heroica, no pudo evitar el gol de campo de Jefes, de 24 yardas del brasileño Caio Santos, que los acercó a 3-14 hacia la mitad del segundo episodio y así se fueron al descanso.

Durante el medio tiempo, Raiders rindió homenaje al legendario pateador Ray Guy, quien este año entró al Salón de la Fama de la NFL y recibió el anillo conmemorativo en emotiva ceremonia, de manos del no menos emblemático ex entrenador en jefe John Madden y ante un grupo de ex jugadores históricos del equipo negro y plata.

El cuadro de casa puso más puntos de por medio en su segunda serie del tercer cuarto, con gol de campo de 40 yardas del veterano Sebastian Janikowski, pero la visita se metió a la pelea con pase de touchdown de Alex Smith para Anthony Fasano, de 19 yardas, para dejar el tanteador 17-10, aún a favor de Oakland.

Y aunque le tomó tiempo, Smith por fin pudo descifrar a la defensiva de Raiders, con lo que abrió el cuarto episodio con una ofensiva que lo llevó hasta las diagonales en sólo seis jugadas, con un pase de 30 yardas para el estelar Jamaal Charles, quien se hizo presente en el O.co Coliseum con el 17-17.

Como ya es costumbre entre estos equipos, el cierre del encuentro fue de alarido, pues luego que Santos consiguió la voltereta para Kansas City, con gol de campo de 25 yd, Oakland recuperó la delantera con pase anotador de Derek Carr para Julio Jones, de nueve yardas.

Así, Jefes tomó el ovoide con 1:35 minutos por jugarse, en una serie ofensiva muy accidentada que terminó con un pase incompleto de Smith a la banda, para que la celebración estallara entre la "Raider Nation" en el graderío por su primera victoria de la temporada, por 24-20.

Por los visitantes, el quarterback Alex Smith tiró para 233 yardas y dos touchdowns, al completar 20 de sus 36 intentos, mientras Derek Carr hizo buenos 18 de sus 35 envíos, uno de ellos en la "zona prometida", con 174 yardas de ganancia.

NOTIMEX