19 de abril de 2013 / 02:24 p.m.

El piloto de Lotus, ganador de la primera carrera de la temporada en Australia y segundo en el campeonato de pilotos detrás de Vettel, superó a Webber por tres centésimas de segundo y al campeón mundial por 0.12.

Fernando Alonso fue el cuarto más rápido, mientras que su compañero en la escudería Ferrari, Felipe Massa, quedó sexto.

Paul di Resta logró la quinta mejor vuelta en su Force India.

Varios pilotos tuvieron problemas con las condiciones calurosas y secas, incluyendo Lewis Hamilton (Mercedes), quien fue 10mo, y Jenson Button (McLaren), que quedó 11ro.

La sesión no tuvo incidentes notables, excepto cuando Esteban Gutiérrez (Sauber) rozó con una llanta el alerón de Charles Pic (Caterham), lo que obligó al mexicano a regresar a los pits. Gutiérrez ha tenido problemas para acostumbrarse a la F1 y fue castigado cinco puestos en la parrilla en Bahrein, después de ser culpado por un choque con Adrian Sutil (Force India) en el GP de China.

La carrera se ha visto algo opacada por la atención sobre la crisis política que aqueja al país del Golfo Pérsico.

Aunque no hubo problemas dentro del circuito, afuera hay enfrentamientos a diario en las cercanas aldeas chiitas entre manifestantes pro-democracia y la policía antimotines.

Grupos defensores de los derechos humanos han criticado que se realice la carrera en medio de acusaciones de violentas represalias del gobierno hacia los manifestantes.

Los equipos y pilotos han evitado opinar sobre la crisis, y la Federación Internacional de Automovilismo endosó la carrera al señalar que el GP de Bahrein debe continuar "con las garantías del promotor local y las autoridades de que la seguridad, que es su responsabilidad, será garantizada para todos los participantes".

El jefe de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, refutó los reportes de violencia, al decir a los periodistas que "ustedes son los que escriben esta basura. ¿Han encontrado algo?".

"Todo luce bien, ¿no?", agregó. "Creo que cualquier que quiera ver y hablar sobre derechos humanos quizás deba irse a Siria. Hay muchos lugares en el mundo, como Egipto, donde se deshicieron de dictadores e implementaron la democracia. Desde entonces, ha habido más problemas".

Ap