24 de febrero de 2014 / 12:19 a.m.

El defensa central brasileño Víctor Ramos llegó con sentimientos encontrados a Monterrey luego del triunfo del equipo en Guadalajara ante el Atlas: contento por los tres puntos pero triste por su expulsión.

Ya cuando terminaba el partido ante los rojinegros, Ramos fue expulsado del partido por reclamar y el zaguero siente que el silbante Fernando Guerrero se equivocó, aunque recordó que es algo normal pues en su natal Brasil también se han equivocado.

"Es normal del futbol (expulsiones), pienso que el árbitro se equivocó un poco pero estoy contento y feliz con los tres puntos del equipo. Es normal (los errores) los árbitros en Brasil también se equivocan, es normal pero el triunfo del equipo es lo más importante para todos", dijo.

Los Rayados regresaron a la ciudad la tarde de ayer domingo y tienen programado su entrenamiento hoy por la mañana en el Barrial, preparando el duelo del miércoles por la fecha 5 de la copa mx ante el Puebla en el Tec.

DIEGO MEDINA