22 de mayo de 2014 / 04:36 p.m.

Sergio Ramos alertó que el problema del Real Madrid el próximo sábado, cuando enfrente al Atlético de Madrid en la final de la Champions League, podría ser la obsesión por ganar la décima copa de campeones.

"Presión no debería de haber, ni obsesión tampoco. Creo que es más la ilusión que tenemos por querer ganar la Champions y poder compartirla con nuestra afición", expresó el defensa merengue en una entrevista dada a conocer hoy por la plataforma bwin.

Ramos, quien en los últimos encuentros se distinguió por marcar goles, tanto en Liga como en la Champions, consideró que el duelo ante el Atlético será "un momento único, un sueño y una recompensa al sacrificio y al trabajo después de tantísimos años. Aunque lo miramos más a nivel colectivo, es la recompensa por el trabajo que ha hecho el equipo a lo largo de todos estos años", declaró.

Para el defensa andaluz, la fórmula de ganar al equipo del "Cholo" Simeone es "hacerles daño con nuestras armas y nuestro fútbol. Tampoco hay que inventar ni cambiar la filosofía que nos ha hecho estar donde estamos", dijo.

Lo que tiene claro Ramos es que el partido de Lisboa "no será muy diferente" a la final de la Copa del Rey. "Prácticamente, somos los mismos jugadores, hay un título en juego y, por tanto, el porcentaje está al 50 por ciento. Cada uno pondrá sus armas para llevarse el partido", indicó.

Como ya hiciera Cristiano Ronaldo, Ramos indicó que el papel de Carlo Ancelotti es clave porque "al haber vivido y haber sido también futbolista se mete a la perfección. Sabe interpretar lo que necesitamos. Es uno de los frutos de esta gran temporada", comentó.

JOSÉ ANTONIO LÓPEZ