31 de agosto de 2014 / 03:43 p.m.

Los Rams de San Luis descartaron incluir en su plantel a Michael Sam, el primer jugador abiertamente homosexual reclutado por un equipo de la NFL.

Jeff Fisher, el entrenador de los Rams, reiteró que se trató de una decisión meramente deportiva.

"Les puedo decir esto: yo remaba a favor de Mike", dijo Fisher en una rueda de prensa el sábado. "De veras que sí, y eso es algo que no digo con mucha frecuencia. Mike cumplió con todo lo que pedimos".

Sam, seleccionado en la séptima ronda del draft, es una persona extrovertida y segura de sí misma. Su esfuerzo por ganarse un puesto en el equipo recibió mucha atención. Otros deportistas y celebridades le encomiaron.

Al final de cuentas, sin embargo, el defensive end no pudo conseguir puesto en un equipo con muchos jugadores defensivos con su función —la de asediar al quarterback rival— y perdió en la pulseada contra Ethan Westbrooks, un jugador que no fue tomado en el draft y que demostró ser más productivo y versátil.

Sam todavía tiene oportunidad de que lo escoja otro equipo o se integre en el equipo de prácticas de los Rams.

"No es alguien que busca ser centro de atención", dijo Fisher. "Se puso a trabajar y no se le puede pedir más nada a un jugador en este caso".

Una hora después que trascendió que fue dado de baja, Sam escribió un mensaje en Twitter: "Las cosas más valiosas en la vida no se consiguen fácilmente, esta es una lección que siempre he tenido presente. Esto sigue".

También le dio las gracias a los Rams y la ciudad de San Luis, indicando que confía que tendrá un larga y exitosa carrera.

El sábado, Sam asistió al primer partido la Universidad de Missouri en Columbia, a hora y media de camino del estadio de los Rams.

Sam fue presentado ante la multitud —en la fecha límite del plazo de la conformación definitiva de los equipos de la NFL— en la zona de anotación junto con el defensa E.J. Gaines, reclutado en la sexta ronda y que sí se quedó en el equipo.

Sam envió besos y saludó a la multitud, después de regresó a la orilla del campo. Posó para algunas fotografías; comenzó a ver su teléfono y se dirigió hacia el vestuario.

Los Rams reclutaron a Sam con el turno 249 de 256 en general durante el draft de mayo. Sam hizo pública su orientación sexual al cabo de su última temporada en Missouri.

Fisher había manifestado su orgullo de este histórico reclutamiento del jugador, pero dejó claro desde el principio que era porque en su idea Sam tiene el talento.

Lleno de confianza, Sam besó a su novio ante la mirada del auditorio por televisión nacional, y replicaba de inmediato a quien le decía que había alcanzado la NFL sólo por hacer pública su orientación sexual.

Las cámaras dieron seguimiento a la acción pero la atención extra no pareció desconcertar a Sam ni a sus compañeros de equipo.

AP