6 de mayo de 2014 / 02:49 a.m.

Dwane Casey comenzó la temporada en una situación muy comprometida. Trabajaría bajo las órdenes de un nuevo gerente general y dirigiría a un joven plantel de Toronto, que parecía en los albores de un proceso de reconstrucción.

Los Raptors terminaron coronándose en la División del Atlántico y avanzaron a los playoffs por primera vez desde 2008. Todo ello convenció al gerente general Masai Ujiri de que Casey debía seguir al frente.

Toronto firmó el lunes una extensión contractual por tres años con Casey, dijo una fuente cercana al acuerdo, quien habló con The Associated Press a condición de permanecer en el anonimato porque el equipo no ha anunciado la operación.

El acuerdo se alcanzó un día después de que los Raptors perdieron el séptimo partido de su serie de la primera ronda de la postemporada ante los Nets de Brooklyn. La rápida renovación del contrato despeja una de las principales dudas sobre el equipo para la próxima campaña.

"Este hombre hizo mucho, verdaderamente nos preparó", consideró el escolta venezolano Greivis Vásuez. "Debe dársele todo el mérito como líder. Hizo un gran trabajo. Creo que fuimos mejorando en la campaña. Gradualmente mejoramos, y tanto el entrenador como sus asistentes estuvieron magníficos".

Casey estaba en el último año de su contrato cuando los Raptors contrataron a Ujiri, procedente de los Nuggets de Denver. Los ejecutivos suelen inclinarse por contratar a gente a la que conozcan, y Casey había llegado al equipo en 2011, bajo las órdenes del exjefe de operaciones deportivas Bryan Colangelo.

Toronto tuvo una foja de 48-34 para ganar su división apenas por segunda vez en la historia de la franquicia.

AP