30 de julio de 2014 / 02:40 a.m.

Con un Dorlan Pabon encendido e inspirado, el Monterrey arrancó con triunfo de visitante en el torneo Copa Mx al golear 5-1 al Correcaminos de la UAT anoche en el estadio Marte R. Gómez.

No conforme con el gol del triunfo que le concedió al Monterrey el sábado pasado ante Pachuca en el Hidalgo, ayer el atacante colombiano marcó un doblete en la victoria contundente de su equipo ante una irreconocible escuadra tamaulipeca.

Tal y como ocurrió en Pachuca, el portero de Rayados fue factor en el primer tiempo, al menos en los primeros 15 minutos. Solo que esta vez no fue Jonathan Orozco, sino Juan de Dios Ibarra quien al minuto 13 salvó a su equipo con un atinado lance a la base del poste izquierdo.

Pero el Monterrey no tardó 45 minutos para reaccionar y lo hizo una vez cumplido el primer cuarto de hora. Primero con un disparo de media distancia del colombiano Dorlan Pabon que salió desviado del arco de Miguel Pinto. Y luego al 17’, cuando Cándido Ramírez eludió a dos hombres por la izquierda y sacó un trallazo que Pinto no pudo detener para anotar el 1-0.

El Monterrey parecía tener controlado el juego, pero en un error en la salida de Gael Acosta, Sergio Rosas se enfiló al área sacó un trallazo que se estrelló en la mano del central brasileño Víctor Ramos y el árbitro Marco Ortiz decretó penal. Un minuto después Norberto Nurse lo convirtió para empatar 1-1.

En la recta final del primer tiempo, el silbante juzgó con el mismo criterio y decretó penal a favor de Rayados por una mano dentro del área. Y Pabon lo hizo efectivo al 42’ con potente remate a media altura y pegado al poste derecho para el 2-1 parcial.

En el segundo tiempo, el Monterrey salió decidido a terminar con su rival en la primera oportunidad. Y así ocurrió. Apenas al 47’, Omar Arellano filtró por el centro a Pabon, el colombiano le ganó la espalda a los centrales y sobre la salida de Pinto definió con toque suave techándolo con mucha clase. El técnico Carlos Barra festejó de forma efusiva con su jugador.

Luego, Cándido estrelló en el poste un zurdazo y enseguida Alonso Hernández exigió al máximo a Pinto, quien voló hacia su izquierda para evitar el cuarto gol.

Pero no por mucho tiempo, porque al 57’, Rayados aprovechó los espacios que le concedió su rival y lo liquidó con una triangulación que concluyó con asistencia de Pabon y anotación de Arellano.

Al 61’, Bernardo Hernández se llevó un fuerte golpe en la rodilla por una entrada prudente y tuvo que abandonar el campo. A partir de ese momento, el Monterrey le bajó los decibles a su intensidad y comenzó a sobre llevar el partido. Incluso, Barra optó por cuidar a su figura, Pabon al sacarlo del terreno.

Aunque al 88’, el Monterrey se propuso a marcar el quinto gol y lo logró. Omar Arellano asistió a Luis Madrigal que anotó de cabeza.

El Monterrey consiguió sus primeros tres puntos en el torneo de Copa. Y ahora, el próximo sábado contra Santos en el estadio Tecnológico, buscará sumar 9 de 9 y mantener su liderato general en la Liga.

JAIME GARZA