4 de agosto de 2014 / 06:48 p.m.

Además de lo que implica poder sumar un punto extra en la primera llave de la Copa MX, el partido de este martes contra Correcaminos es especial para Omar Arellano porque el equipo de la UAT es dirigido por su padre.

El futbolista de los Rayados admitió que por esa causa no ha festejado el triunfo que tuvieron la semana pasada 5-1 en el juego "de ida".

"Sí, por supuesto, no deja de ser mi padre aunque ya dentro de la cancha somos rivales, somos contrarios, pero no deja de ser familia, no deja de ser sangre y claro que sí son especiales, él me enseñó a ser muy profesional", declaró el atacante del Monterrey.

"Ya me ha tocado enfrentarlo anteriormente y en una ocasión me ganó él estando con Chivas y por supuesto que uno lo disfruta como familia, pero tampoco festeja porque uno siente los colores de aquí, uno tiene que defender su playera, y él lo hace de las misma manera que lo hago yo".

Rayados enfrenta este martes en el Tec al Correcaminos que dirige el entrenador, Omar Arellano Nuño, en el segundo partido de la Copa MX.

El técnico del Monterrey, Carlos Barra, utilizó un equipo alterno hace ocho días, en su mayoría con futbolistas de la cantera.

Omar Arellano Riverón dijo que la Copa puede ayudar a ganar confianza a los elementos que no han tenido mucha regularidad en la liga.

"Creo que son oportunidades importantes para buscar un lugar también en la liga, me parece que hay que hacer las cosas bien, sí por supuesto buscar ese punto extra que te da de ciertamanera...eh...no te conformas pero sí te da tranquilidad para trabajar, para saber que estás haciendo bien las cosas", expuso el futbolista.

"Sin embargo es apenas el comienzo y creo que no nos podemos relajar y hay que seguir igual o mucho mejor".

TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ