12 de marzo de 2014 / 05:09 a.m.

El Monterrey completó una semana de terror en Pachuca al perder el sábado en la Liga y este martes en la Copa.

Ni los titulares, ni los suplentes, ni los juveniles dejaron una buena sensación en su paso por la Bella Airosa tras perder por marcador de 2-0 ambos partidos y acumular tres expulsados.

Pese a tener su clasificación asegurada, los Rayados no solo perdieron su oportunidad de recuperar el liderato de la tabla en la Copa, sino que también descendió al tercer puesto y puso en riesgo caer hasta el cuarto sitio si Dorados vence a Chivas.

En el arranque del partido, el Pachuca propuso cierta iniciativa, pero el Monterrey no tardó en equilibrar e incluso en fabricar sus ocasiones de gol, pero nuevamente por indisciplina, el Monterrey se puso en desventaja.

Al minuto 11, el portero Juan de Dios Ibarra salvó al canterano Luis López de un autogolazo tras rebanar un despeje que amenazaba con meterse en el ángulo superior de la derecha. Un minuto después, Alex Colón lo intentó de media distancia, pero su remate de derecha salió muy desviado. Y Heriberto Olvera se probó en tiro libre directo, pero su cobro no llevó colocación.

Llegado la mitad de la primera parte, Rayados equilibró. Al 20', Neri Cardozo desaprovechó un contragolpe claro y enseguida Bernardo Hernández realizó el primer disparo de su equipo aunque muy desviado del arco.

Diez minutos más tarde, el Monterrey fabricó la jugada más vistosa del partido. Fue una serie de toques que concluyó con una media vuelta dentro del área de Marlon de Jesús, pero para su mala fortuna salió por encima del arco.

Al 33', una nueva triangulación del Monterrey no terminó en anotación. Pero el pecado rayado se suscitó a partir de una descolgada de los Tuzos en la que Alex Colón no pudo vencer a Ibarra quien le detuvo su remate. Acto seguido Hirving Lozano tomó el rebote y cuando se disponía a disparar, fue frenado dentro del área por Bernardo Hernández y el árbitro sancionó penal. Dos minutos después, Édgar Andrade hizo efectiva la pena máxima para marcar el 1-0.

Con más corazón e intensidad, el Monterrey empujó al Pachuca en su terreno. Neri Cardozo tuvo una ocasión para sacar una diagonal pero quiso finiquitarla por sí mismo y no le resultó.

AL 52', el volante de contención Gerardo Moreno se fue expulsado tras acumular su segunda amonestación.

Avanzada la parte complementaria, Carlos Barra decidió ingresar a Wilson Morelo, Marcelo Gracia y Othoniel Arce, quien al 72' estuvo a punto de empatar con una media vuelta con potencia que Rodolfo Cota atajó con las dos manos. Luego el árbitro no decretó un claro penal sobre el propio Arce.

A pesar de tener un hombre menos, hacia el cierre, el Monterrey se creció y al 79' tocó la puerta con un arribo con peligro de Hernández por izquierda, quien sirvió a Morelo pero el colombiano sacó un remate de zurda sin colocación.

Cuando el Monterrey procuraba acercarse al área rival y más peligroso se sentía, el Pachuca sentenció a su rival con un contragolpe mortal. Hirving Lozano se tiró una diagonal de derecha a izquierda en el que eludió a dos zagueros, se enfiló al área y sacó un zurdazo cruzado para el 2-0 definitivo.

JAIME GARZA