13 de julio de 2014 / 08:23 a.m.

El último partido de preparación de Rayados dejó en el estadio del Tecnológico un espectáculo de luz, sonido y fuegos artificiales en la presentación del equipo pero también dudas en sus aficionados.

El Monterrey empató 0-0 con el Veracruz en el sexto ensayo previo al arranque del Apertura 2014.

El equipo de casa salió con la alineación que se considera puede ser la titular, a excepción del colombiano Dorlan Pabon quien se recupera de una molestia en el muslo derecho.

Severo Meza apareció en su posición natural de lateral derecho en una formación de 4-3-3 en la que Humberto Suazo, César Delgado y Lucas Silva encabezaron  el ataque.

Rayados exhibió falta de coordinación en sus líneas e imprecisiones a la hora de tocar el balón en pases cortos que provocaban pérdidas de balones.

Lo más preocupante puede ser el escaso potencial ofensivo que generó pocas llegadas claras elaboradas desde el fondo.

Humberto Suazo parecía ser el único medio del Monterrey para generar con idea una jugada al frente.  Por momento parecía que los Tiburones eran el equipo local, con Rayados replegado en su sector de la cancha.

De hecho la principal llegada en un partido carente de emociones fue en el primer tiempo con un remate de cabeza que Carlos Ochoa estrelló en el poste en el minuto 15.

La mejor aproximación de los Rayados en la primera parte fue un balón largo de Stefan Medina para Cándido Ramírez en lo que parecía una falta dentro del área sobre el ex jugador del Santos.

Un pase de Suazo para Efraín Velarde permitió al Chispa llegar a la línea de fondo y tirar un centro retrasado que provocó problemas a la zaga veracruzana.

En un centro del Chelito Delgado, Lucas Silva le quitó la opción de rematar a Cándido Ramírez quien llegaba mejor perfilado.

SEGUNDA PARTE

El técnico Carlos Barra ordenó seis cambios en la parte complementaria, destacando Alonso Hernández con llegadas por  el corredor de la derecha.

Un centro de Suazo que por poco remata Zavala y un tiro de media distancia de Rojas fue lo más destacado antes de que llegara la cascada de cambios.

Sobre el final, Alonso Hernández tiró un centro que Guillermo Madrigal remató de cabeza, y en seguida el mismo Alonso se abrió el espacio para tirar por abajo cerca de la base del poste.

El Monterrey tuvo más de un mes de pretemporada con casi todo su equipo junto, y seis ensayos de preparación.

Con todo y eso parece que no llegarán en la mejor forma futbolística al primer partido del calendario, el próximo sábado en casa contra los Leones Negros de la U de G.