19 de septiembre de 2015 / 11:06 p.m.

Rayados se fue en silencio después de la derrota de 3-1 ante el acérrimo rival Tigres.

Tras las declaraciones del técnico Antonio Mohamed en la conferencia de prensa, la orden fue clara: no habría declaraciones de ningún jugador en la zona mixta. Así, uno por uno fueron salieron del vestidor del estadio Universitario los elementos albiazules, que se mostraron serios y altibajos.

El lateral derecho Efraín Juárez, quien fue expulsado, esquivó en todo momento las cámaras. A su vez, el último en salir de los jugadores fue el portero Jonathan Orozco, quien sólo mencionó que “no podemos hablar”.

Por su parte, el resto del cuerpo técnico salió junto al 'Turco' así como con el directivo del Monterrey, Luis Miguel Salvador, quienes dejaron las instalaciones del coloso de San Nicolás esperando olvidar el mal momento sufrido en el derbi regio.