REDACCIÓN
25 de agosto de 2014 / 07:11 p.m.

Luego de los cinco goles que anotó Tigres en Morelia el fin de semana pasado, la carrilla no se ha hecho esperar entre los aficionados felinos y rayados, pero ya alguna vez el Monterrey también marcó cinco goles de visitante.

Fue en el torneo de Apertura 2003, jornada 8 y en La Comarca lagunera, cuando empató 5-5 con el Santos, en un partido que tenían en la bolsa, al ir ganando 5-2, pero en 16 minutos los Guerreros vinieron de atrás para rescatar un punto de forma milagrosa.

Dirigidos en ése entonces por Daniel Pasarella, era la temporada siguiente al campeonato y la rivalidad crecía cada vez más con Santos.

Los laguneros se fueron al frente por conducto de Héctor López, pero luego vino Eliot Huitrón para empatar y luego Alexandro Fernández los puso adelante, pero volvió a igualar Johan Rodríguez para los locales.

Vino en dos ocasiones Guillermo Franco y finalmente otra vez Alex Fernández para tomar una ventaja que parecía inalcanzable justo al minuto 66.

Sin embargo, un autogol del "Guille", una anotación de Jared Borgetti y a Vicente Matías Vuoso al 90 le dieron a Santos un empate de alarido y que se festejó como si se hubiera ganado un campeonato.