1 de diciembre de 2014 / 10:25 p.m.

Un solitario gol de Kakuta en los últimos minutos ha resultado suficiente para que el Rayo Vallecano se haya llevado los tres puntos de su visita al Estadio de los Juegos Mediterráneos, en un entretenido encuentro en el que el Almería ha tenido ocasiones claras para llevarse el triunfo pero ha pecado de ineficacia.

El conjunto rojiblanco ha comenzado arrebatándole el balón a los vallecanos y buscando la profundidad por las bandas, con el Rayo jugando balones largos a la espalda de la zaga local. Así han llegado las primeras internadas para unos y otros. El Almería sobre todo, por medio de Wellington Silva por el costado derecho y de Dubarbier por el izquierdo, que han puesto en jaque en varias ocasiones a la defensa visitante.

También Jonathan Zongo y Thievy, a base de potencia y a la contra, han tenido ocasiones para abrir el marcador en torno al ecuador del primer tiempo. La del burkinés, tras plantarse solo ante la meta visitante, para acabar enviando el balón alto. En otra acción similar, tras un error de Cristian Álvarez, ha sido Hemed el que, con todo a favor para hacer el primero, ha visto como su remate ha salido rozando la madera.

Paco Jémez ha movido ficha y ha dado entrada a Aquino por Licá sin haber acabado la primera mitad. El cambio ha servido de revulsivo para el Rayo, que en un minuto ha llegado por dos veces con peligro al área local. Primero, Fran Vélez ha cortado en boca de gol un envío desde la derecha del propio Aquino y en la continuación de la jugada Rubén ha atajado un remate de cabeza de Trashorras, tras otro centro desde la misma banda.

El Rayo se ha hecho con el control del balón en la segunda mitad, pero el Almería ha seguido llevando peligro, aunque perdonando por partida doble, con Zongo y Thievy. Para entonces, el Almería ha perdido a Fran Vélez, uno de sus mejores hombres en la zaga, y el Rayo a Fatau, ambos por lesión.

Los de Paco han ido ganando progresivamente el centro del campo y llegando al área local. Fruto de este mayor dominio, han tenido una oportunidad muy clara en un mano a mano de Kakuta que ha salvado Rubén cuando el estadio asumía ya el gol rayista. Un disparo lejano de Tito que ha salido rozando la cruceta también ha creado tensión en la grada rojiblanca.

Soriano y Manucho han sido las últimas bazas de ambos técnicos para quedarse con los tres puntos. La apuesta buena ha sido la de Paco, ya que el angoleño ha resultado clave al peinar un balón que Bueno ha puesto al segundo palo para que Kakuta marcase el 0-1, cuando el partido entraba ya en sus últimos compases.

AGENCIAS