1 de febrero de 2013 / 04:37 p.m.

Monterrey  • El municipio de Monterrey no sólo adecuó la biblioteca de la colonia Villa Mitras para su inauguración oficial, sino que las mejoras alcanzaron a la caseta de Policía, la misma que un grupo de jóvenes buscan convertir en una “Biblioteca por la Paz”.

Sin embargo, para la inauguración oficial los jóvenes promotores del proyecto –la mayoría estudiantes de la secundaria número 67– no fueron convocados.

El espacio de la colonia Villa Mitras –ubicada entre las calles Mil cumbres y Cerro Largo– forma parte de las 27 bibliotecas que la actual administración panista busca rehabilitar.

Aquí se contó con el apoyo en recursos de la Federación a través del Consejo Nacional para laCultura y las Artes (Conaculta) por alrededor de 600 mil pesos.

Mediante una cédula informativa se mostró como la biblioteca anteriormente tenía su malla ciclónica vencida, además de lucir varias pintas de graffiti y algunos cristales rotos.

Ahora, el espacio cuenta con sistema de aire acondicionado, cuatro computadoras con acceso a internet, pintura nueva y una barda metálica que la resguarda por completo.

Lo que no mejoró es el acervo literario que luce en sus estantes. Ahí fue posible identificar a más de un libro con sus tapas rotas, con los lomos cubiertos de cinta adhesiva o simplemente sin su portada.

La mayoría de los libros lucen así, salvo un acervo que donó el Centro de Estudios Universitarios (CEU) puesto que su rector, Ramón de la Peña Manrique, fue designado como padrino de la biblioteca.

“Queremos rehabilitar toda esta red de bibliotecas, utilizarlas y que no sólo sean un lugar vacío sino que queremos ver las bibliotecas llenas”, expuso la alcaldesa Margarita Arellanes al inaugurar el recinto cultural.

APROPIARSE DEL RECINTOBiblioteca por la Paz es un proyecto cultural ideado por jóvenes de la escuela secundaria número 67 “Profra. y Dra. Justina Delgado”, bajo el apoyo de la asociación de promotores de lectura La Biblioteca.

Ellos –la mayoría jóvenes de 14 años de edad– buscan rehabilitar una caseta policial abandonada para convertirla en un espacio cultural. Justamente, la caseta se ubica a un costado de la biblioteca que ayer inauguraron las autoridades.

Una visita realizada por MILENIO Monterrey hace apenas una semana advirtió que la referida caseta tenía graffiti y sus cristales rotos, además de ser utilizada más bien como una bodega de desechos.

Ayer, la mencionada construcción lucía con pintura nueva (se veía aún fresca) aunque los vidrios rotos y su función como almacén de desechos permanece.

Sobre el proyecto de Biblioteca por la Paz, la alcaldesa opinó:

“Que se apropien del espacio, pero que reconozcan que en esa apropiación está el interés colectivo que tenemos todos”.

Por su parte, la agrupación de La Biblioteca mencionó que continúan con la iniciativa de rescatar la caseta policial abandonada y repintada ex profeso. Actualmente se encuentran en trámites para lograr obtener la concesión del espacio.

Bajo el mismo concepto, la alcaldesa Margarita Arellanes ofreció su ayuda:

“La caseta es municipal, ya le haremos llegar a Obras Públicas para que hagan el contacto con los jóvenes, junto a Desarrollo Urbano, para la rehabilitación correspondiente”.

A unos cuantos pasos, la biblioteca recién inaugurada ofrecerá talleres de computación, inglés, cultura con sentido social además del programa Monterrey Contra el Bullying.

Mientras tanto, el acervo de los libros y la caseta policial esperan ser remodelados para ofrecer un mejor servicio a los vecinos de la colonia Villa Mitras.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS