1 de agosto de 2014 / 12:39 p.m.

 

El Real Madrid no podrá ampliar su estadio, por ahora. Esto le ha sido prohibido hoy al club merengue por el Tribunal Superior de Justicia de esta ciudad (TSJM), que paralizó cautelarmente las obras anunciadas con pompa hace unos meses por la directiva que encabeza Florentino Pérez.

Y es que el organismo judicial ve una "conexión directa" con la investigación abierta por la Comisión Europea por las posibles ayudas públicas recibidas por la entidad merengue.

En un auto fechado el 31 de julio, que se conoció hoy en este país, la justicia admitió la solicitud de suspensión presentada por Ecologistas en Acción en junio de este año y suspende el acuerdo del Consejo de Gobierno de noviembre de 2012, que habilitaba la ampliación, en tanto se dicte resolución por parte de la Comisión Europea.

La Comisión notificó a España por carta el 18 de diciembre de 2013 su decisión de investigar un expediente por una posible ayuda del Ayuntamiento de la capital al Real Madrid a través de un convenio suscrito el 29 de julio de 2011.

En concreto, el 29 de noviembre de 1996 el Real Madrid suscribió un convenio con el Ayuntamiento de Madrid por el que el club acordaba ceder un terreno situado en la Ciudad Deportiva y, a cambio, el Consistorio se comprometía a entregar al Real Madrid varios terrenos a determinar con posterioridad.

Por ello, el 29 de mayo de 1998, el Real Madrid y el Ayuntamiento suscribieron un nuevo convenio con la finalidad de ejecutar el convenio de 1996. El Consistorio de Madrid se comprometió a entregar al Real Madrid varios terrenos, entre ellos una parcela en Las Tablas, cuyo valor se estimó en 595.194 euros.

El pasado mes de enero, Florentino Pérez presentó en sociedad uno de sus sueños, un nuevo Bernabéu, cubierto y espectacular. La obra tendría un coste aproximado de 400 millones de euros.

De los 80.000 espectadores con los que cuenta actualmente, se pasaría a unos 85.000. El centro comercial y el hotel que irán en la nueva zona que se creará en el paseo de la Castellana podrían reportar al club otros diez millones de euros anuales. Pero, por ahora, todo ello deberá de esperar.

JOSÉ ANTONIO LÓPEZ