12 de agosto de 2014 / 02:00 p.m.

El Real Madrid buscará ante el Sevilla en la Supercopa de Europa su primer título de la temporada. Campeón de la última Champions League, el equipo merengue llega a la primera cita del año con todos sus jugadores disponibles, salvo el sancionado Xabi Alonso.

Carlo Ancelotti confirmó que Toni Kroos y James Rodríguez, los fichajes estelares de la pretemporada, estarán en el campo desde el inicio del partido, que se realizará en Cardiff, País de Gales, donde Gareth Bale tuvo un recibimiento de "hijo pródigo".

El Sevilla, que ganó la última Europa League al Benfica, afronta el choque con la ilusión de sumar un nuevo título, pero con la prudencia que obliga medirse a un equipo con jugadores como Cristiano Ronaldo, Karim Benzema, Bale, Kroos o James.

"¿Cómo podemos ponernos favoritos ante este Real Madrid? Todo lo que tiene lo tiene de la máxima élite. Lógicamente vendrá con menos minutos de pretemporada, pero son unos privilegiados en el aspecto físico", dijo el entrenador sevillista, Unai Emery.

Y es que el "Real Madrid" llega con menos carga de trabajo debido a que la mayoría de sus jugadores disputaron el Mundial de Brasil. El que no estuvo en la gran cita del fútbol 2014 fue Bale, que en los amistosos de pretemporada fue el mejor del equipo blanco.

Gareth Bale, clave en la conquista de la Copa del Rey y de la Champions la última temporada, llega en plena forma a la final que se disputará en su ciudad natal. "Toda mi familia y amigos estarán ahí, es muy especial para mí jugar en Cardiff", dijo el atacante.

"Sabía que la final se iba a jugar ahí desde hace 18 meses y cuando llegué al Madrid una de mis esperanzas era ganar la Champions y jugar en Cardiff. Será muy emocionante", agregó el jugador que marcó el segundo gol del Real Madrid en el 4-1 con que el equipo de Ancelotti se impuso al Atlético de Madrid en la final de la Liga de Campeones.

El portugués Cristiano Ronaldo liderará el ataque blanco tras su frustrante Mundial, mientras que James formará el medio del campo junto a Kroos y el croata Luka Modric. La portería blanca, que vive momentos turbulentos, estará ocupada por el veterano Iker Casillas, capitán del Real Madrid, según anunció Ancelotti hace ya unas semanas.

El Sevilla perdió a varios de sus mejores jugadores en el mercado de fichajes y esta temporada ya no podrá contar con Ivan Rakitic, Marko Marin y Diego Perotti. A cambio, el equipo sevillano contrató a Aleix Vidal, Denis Suarez y Iago Aspas, que están todos a disposición de Emery para el duelo de Cardiff.

AGENCIAS