3 de febrero de 2014 / 11:05 p.m.

El presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, ha reconocido la desigualdad que por plantilla y presupuesto hay en la semifinal de Copa del Rey que enfrenta a su equipo ante un Barcelona que le da "mil vueltas", pero confía en que "la ilusión" por ganar este título ofrezca posibilidades de dar la gran sorpresa.

El mandatario realista, en la presentación del único refuerzo invernal del equipo, Sergio Canales, ha soñado con la opción de "entrar en una final jugando ante nuestra afición" si en el partido de este miércoles la Real consigue un buen resultado en el Camp Nou.

Considera el presidente de la Real que "la ilusión" que tienen tanto los jugadores como los aficionados por jugar una final copera 26 años después puede contrarrestar la lógica que impone la supremacía azulgrana.

"El miércoles tenemos un hecho histórico y debemos de concentrarnos para pelear por eliminar al Barcelona", ha dicho Aperribay, que ha bromeado incluso con el hecho de que el conjunto culé pudiera estar "aburrido" por la gran cantidad de títulos que ha ganado en este torneo.

"No tienen que pasar 26 años para volver a jugar otra final, ni diez años para volver a Europa", ha señalado en la sala de prensa de Anoeta el empresario guipuzcoano, quien cree que se están sentando las bases para un futuro brillante para el club donostiarra.

Sergio Canales, por su parte, también ha calificado el partido de este miércoles de "cita importante" y, como ha hecho en Liga su anterior equipo, el Valencia, al derrotar a los blaugrana, no descarta poder emularle y ganar en la ciudad condal.