6 de agosto de 2013 / 12:38 a.m.

México • El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realiza estudios de ADN antiguo y pruebas de radiocarbono a cerca de 30 osamentas, cuya antigüedad se remonta al segundo milenio a.C., localizadas en la cueva de La Sepultura, en Tamaulipas, las cuales podrían estar vinculadas a los primeros pobladores del continente americano.

Los estudios realizados por los expertos del INAH permitirán conocer, con mayor precisión, el origen de los grupos prehistóricos del Noreste mexicano y su dispersión a través del tiempo, informó la institución mediante un comunicado.

Pruebas preliminares de radiocarbono a dientes y restos de petate encontrados en la cueva sugieren que éstos pertenecerían a los años 1387 a 1195 a.C. y 1313 a 914 a.C.

Los restos serán comparados a partir de estudios anteriores de ADN, realizados en el Paleo-DNA Laboratory of Lakehead University, de Ontario, Canadá, a un ejemplar momificado localizado en la cueva Escondida o Encantada, en el 2008, el cual ha sido asociado a diversos grupos que cruzaron 12 o 10 mil años atrás por el Estrecho de Bering.

El INAH informó que se encuentra a la espera de los resultados que le permitan complementar el perfil bioantropológico de la región y si los restos se encuentran relacionados con los primeros pobladores de Ámerica.

En la región que comprende las sierras Madre Oriental y de Tamaulipas, trabaja, desde 2009, un equipo interdisciplinario que incluye especialistas del Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA) de la UNAM, de la Universidad de Córdoba, España, y del Centro INAH-Tamaulipas.

Los trabajos conjuntos se han realizado en las cuevas de La Sepultura, del Tepozán, del Guano y el Fraile, en Tamaulipas; la cueva de los Muertos, en la Sierra de Naola; y la cueva de la Chamacuera, en el municipio de Jaumave, donde se han encontrado desde restos óseos y de cerámica, hasta pinturas rupestres.

{bgaleria}5356.{/galeria}

 — NOTIMEX