18 de noviembre de 2013 / 11:47 p.m.

El fotógrafo Luca Meneghel realiza una serie de vestidos a mano en color negro y beige, sobre una modelo a través de un espejo. 

La modelo, Bugriy Nasty, se encuentra perfectamente alineada con los dibujos, y el resultado es una distribución de fotos que se ubica entre la alta costura y la fantasía. 

Los dibujos son tan reales que parecen tejidos y texturas, además de que tienen la suficiente sombra y profundidad con sombreado. 

Redacción