22 de febrero de 2014 / 12:14 a.m.

 

Rousseff viajó al Vaticano para presenciar la designación del arzobispo de Río de Janeiro, Orani Tempesta, como cardenal de la Iglesia Católica y aprovechó la audiencia privada para invitar al pontífice argentino al campeonato del mundo, en junio.

La presidenta brasileña lo invitó al partido inaugural en el Estadio Arena de San Pablo o a cualquiera de los que dispute la selección argentina en el Mundial, según fuentes brasileñas.

Francisco ya estuvo en Brasil, en julio de 2013, en el que fue su primer viaje fuera de Roma. Conquistó a miles de jóvenes en la Jornada Mundial de la Juventud.

Sobre los deseos del Papa argentino para el Mundial Dilma había advertido el martes: "También voy a invitarlo al Mundial, yo hincho por Brasil. Creo que en el fondo, el Papa también, antes que otras opciones, hincha por nosotros".

REDACCIÓN