15 de julio de 2014 / 09:39 p.m.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, recibió esta tarde en Los Pinos a los miembros de la Selección Nacional de Futbol que participaron en el Mundial de Brasil 2014, en donde alcanzaron los Octavos de Final.

Un total de 11 jugadores, cuerpo técnico, directivos de la Federación Mexicana de Futbol, además de Marco Antonio Rodríguez, el árbitro mexicano que llegó hasta la Semifinal, estuvieron presentes en el acto.

"Como mexicano y como Presidente de la República, estoy orgulloso de la Selección Nacional", afirmó categórico Peña Nieto, "México ya es un rival de clase Mundial.

"La idea es hacerles justo reconocimiento y expresarles gratitud por lo mucho que hicieron, llevando el nombre de México muy en alto".

Asimismo, el director de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, Jesús Mena, felicitó a los integrantes del Tri y los conminó a seguir buscando el campeonato del mundo, pues en otras categorías ya se pudo conseguir, faltando sólo la selección mayor.

"Que no se nos olvide, terminamos entre los 10 mejores del Mundo", expresó Mena.

Tocó el turno de Rafael Márquez, quien se vio más nervioso frente al micrófono que cuando estaba en la cancha en la Copa del Mundo.

"No podemos ocultar que fallamos en la consecución del objetivo planteado, pero no les fallamos en que nos entregamos al máximo en la búsqueda de la victoria", expresó Márquez.

"Siempre nos sentimos respaldados por nuestra afición, tanto en México como en Brasil".

A la cita acudieron jugadores como José Juan "Gallito" Vázquez, Alan Pulido, Marco Fabián, Francisco Javier "Maza" Rodríguez, Guillermo Ochoa, Carlos "Gullit" Peña, Miguel Layún y Raúl Jiménez.

Miguel Herrera, Santiago Baños y el resto del cuerpo técnico, además de Héctor González Iñárritu como parte de los directivos que acompañaron al Tri en Brasil.

Le llegó el turno a Miguel Herrera de pasar al estrado, donde con su característica forma de ser agradeció el apoyo al presidente, a los directivos, jugadores, pero sobre todo a la afición mexicana.

"No pudimos cumplir con el objetivo, pero me siento tranquilo porque se mostró buen futbol y comunión", señaló el "Piojo".

"Dejamos el alma en cada balón que peleamos en el campo. Estamos tranquilo porque nuestro equipo brillo en el campo y en la grada, donde la mejor afición del mundo es la nuestra".

Así, la selección nacional termina definitivamente todo lo relacionado a Brasil 2014 y de ahora en adelante habrá que empezar a planear el proceso rumbo a Rusia 2018, sólo resta confirmar la continuidad de Miguel Herrera al frente del Tricolor.

REDACCIÓN