8 de mayo de 2014 / 12:46 a.m.

Fue alrededor de las 11 de la mañana cuando Miguel Ángel Garza, Delegado Deportivo de Tigres, recibió a cuatro personas en su oficina que llegaban con cita previa para platicar de asuntos desconocidos con el directivo, todo esto en plena etapa del fútbol de estufa.

Los medios de comunicación estaban presentes debido a que un día antes Fabio Martí, representante del futbolista colombiano Yámilson Rivera y de Darío Burbano, había declarado a la prensa sudamericana que este miércoles se juntaría con la directiva auriazul para tratar el tema de Rivera, de quien se rumoraba que podría reforzar a los de San Nicolás de los Garza.

Los misteriosos sujetos, entre ellos una mujer y uno hombre de camisa blanca que comandaba a los visitantes, llegaron a El Volcán y estuvieron durante tres horas y media encerrados con Garza, después de esto fueron despedidos por el propio directivo hasta las afueras del inmueble.

Los visitantes fueron a la Tigretienda para comprar artículos de Tigres, después salieron y fueron asediados por los reporteros, el sujeto de blanco no quiso dar detalles después visita y se restringió a declarar que "Fueron para atender una asunto personal".

Llegan a exponer proyecto

Por la tarde y luego de que el jefe de prensa felino comentara que las personas que habían arribado al Universitario eran familiares del directivo, el propio Miguel Garza comentó vía telefónica a La Afición que esta visita se trató para ver un proyecto a futuro que puede ayudar a la formación de los jóvenes de cantera.

JAIR RAMOS