REDACCIÓN
14 de julio de 2014 / 03:00 p.m.

La Selección Argentina retornó a su país luego de ubicarse en el segundo lugar de la Copa del Mundo Brasil 2014 tras perder la final con Alemania. Una gran cantidad de hinchas esperó el vuelo chárter en el aeropuerto de Ezeiza que arribó a Buenos Aires cerca de las 9 de la mañana. (Hora peruana).

En silencio. El primero en descender del avión, luego de los dirigentes, fue el técnico Alejandro Sabella quien prefirió el silencio al ser requerido por los periodistas. Luego uno a uno fueron bajando los jugadores naturalmente con el rostro aun triste y desencajado luego de perder la final ante los alemanes.

Los miles de hinchas que llegaron hasta el aeropuerto para recibir a la Selección Argentina, se ubicaron en toda la ruta que hizo el bus hasta los predios de la concentración albiceleste. Al contrario de los jugadores, se mostraron efusivos y alentaron en todo momento a los seleccionados con banderas y cánticos.

Fueron pocos los jugadores que hablaron a su arribo a Buenos Aires. Sergio Agüero dijo: "Solo queda agradecerles a los hinchas por todo". El arquero Sergio Romero añadió: "Un agradecimiento a todos los argentinos por su apoyo".

La Selección Argentina dejó de inmediato el aeropuerto y se dirigió los predios de la AFA donde los espera la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para felicitarlos por su gran campaña en Brasil 2014, donde llegaron a instancias finales.