RAFAEL RIVERA
15 de diciembre de 2014 / 01:46 p.m.

 

Pese a la contundente derrota en el estadio Azteca, los Tigres regresaron a Nuevo León de gran manera, gracias a sus aficionados.

La escuadra felina, la cual arribó en la madrugada al Aeropuerto Internacional de Monterrey, fue recibida por varios de sus aficionados, los cuales los aplaudieron y dedicaron cantos, en reconocimiento a una campaña en la que fueron sublíderes, sumaron 15 juegos sin derrota, al igual que  aseguraron su lugar en las próximas ediciones de la Copa Libertadores y Liga de Campeones de la CONCACAF.