9 de mayo de 2013 / 12:49 p.m.

La hematóloga pediatra Rosa Margarita Cruz Osorio, responsable médico de Cryo-Cell de México y especialista adscrita al servicio de hemato-oncopediatría del Hospital Civil Juan I. Menchaca, sugirió a las futuras mamás almacenar células madre.

Recomendó que ""si tienen la posibilidad de almacenar las células madre, lo hagan, pues no saben si en el futuro el mismo bebé o sus hermanitos las necesitarán. En sus manos está la oportunidad de ayudarlos"".

Indicó que la ventaja del uso de la sangre del cordón umbilical frente al trasplante de médula tradicional es que se requiere menor nivel de compatibilidad entre donante y receptor para que el injerto tenga éxito y, además, el riesgo de rechazo posterior es menor.

Refirió que diversos casos han demostrado que el trasplante de células madre del cordón umbilical es una potencial cura para el cáncer, segunda causa de muerte infantil en México, y decenas de enfermedades más.

Añadió que uno de los avances más importantes se está registrando en el campo de tratamientos para pacientes con VIH.

Añadió que el uso de células madre ya ha sido efectivo en más de 32 mil trasplantes que se han hecho en el mundo, también para la cura de otros tipos de afecciones agresivas.

Tal es el caso registrado en Jalisco de la niña Elizabeth Dueñas, quien fue curada de Leucemia Aguda Melioblástica gracias a un trasplante de células madre del cordón umbilical de su hermanita.

Sin embargo, dijo, en México regularmente se desecha el cordón umbilical por desconocer que es una fuente de células madre, de las cuales se pueden producir todas las células que forman la sangre, como glóbulos rojos, blancos o plaquetas y pueden tratar más de 70 enfermedades.

Comentó que en la mayoría de los países desarrollados existen bancos de células madre para dar tratamiento a personas con enfermedades congénitas o adquiridas de la médula ósea.

En México existen algunas instituciones que realizan este tipo de trasplante, como el IMSS, ISSSTE, Hospital Universitario de Nuevo León y el de Puebla, la Clínica Ruiz Argüelles, el Instituto Nacional de Pediatría de la UNAM, el Hospital Civil Dr. Juan I. Menchaca (Guadalajara) y el Hospital privado ABC, entre otros.

— NOTIMEX