25 de diciembre de 2013 / 12:51 a.m.

México.- Las festividades decembrinas se caracterizan en todo el mundo, por el uso de juegos pirotécnicos. Sin embargo, no solo pueden ser perjudiciales para el medio ambiente o los seres humanos, los animales también se ven afectados por las explosiones y el ruido que originan.

El veterinario y director del Centro de Control y Protección Animal de Baruta (Ceprocan), Bruno Álvarez, explicó que las animales tienen desarrollado ciertos sentidos más que los seres humanos.

"Perros y gatos tienen sentidos más desarrollados que los seres humanos, entre esos el del oído. Por eso son muy susceptibles, además que no comprenden el por qué de los fuegos artificiales, los pueden confundir con truenos", aseveró en entrevista con Globovisión.com.

El nerviosismo que puede manifestarse en los animales puede preverse con el uso supervisado de sedantes para evitar que el animal se exalte. Los mismos deben ser administrados, según Álvarez, dos horas antes que empiecen las detonaciones que inciden en el comportamiento de los animales.

"Para que no se angustien deben estar sedados durante esos momentos, con previa recomendación del médico. La dosis a dar va a depender de la mascota la edad y otros elementos (…) estos sedantes requieren de un tiempo previo para hacer efecto", explicó el veterinario.

Recalcó e hizo hincapié en que los sedantes que se le administre a las mascotas deben ser supervisados por profesionales. En tal sentido manifestó que las personas, así como tienen un médico de cabecera, deben tener un veterinario de confianza.

"Ellos son los que saben qué producto administrar, en momento y a qué dosis, ellos nos dirán inclusive cómo darselo: si líquido o en pastillas y es quién nos dará las demás indicaciones", destacó Zambrano quien puntualizó que los dueños de animales no deben "automedicar" a sus mascotas.

Consecuencias de una mala dosis

Si una persona le suministra una dosis exagerada de cualquier tipo de medicamentos a sus mascotas puede generarle “innumerables problemas”. Los sedantes son los que más preocupan a los veterinarios por su impacto en la salud de los animales.

"Un exceso de sedante puede provocar un paro respiratorio o provocarle la muerte. Es muy delicado, es recomendable que lo haga un profesional", destacó el director de Ceprocan.

A pesar de que no hay un registro en Venezuela de cuál es la causa más común de consultas médicas en animales durante diciembre, Álvarez sí manifestó que es "común en estas fechas" la atención de mascotas por estrés, shock y taquicardia y agresividad.

A su vez, recomendó mantener una buena alimentación antes y después de aplicarle cualquier tipo de medicamento a los animales.

Recomendaciones navideñas

El veterinario indicó que es preferible, antes de aplicar algún medicamento a los animales durante las festividades decembrinas, aislar a las mascotas en un sitio donde no perciba los sonidos como la música o las detonaciones de los juegos pirotécnicos. También precisó que aumentan los animales que se escapan de sus hogares.

"Siempre a las mascotas deben pegarle una plaquita con el nombre, persona contacto y un número telefónico para poder localizarlo en caso que la mascota se extravíe", recomendó Bruno Zambrano.

Denunció que en Caracas no existe una red pública de emergencia veterinaria pero que sí hay clínicas privadas, que atienden a los animales las 24 horas del día, y asociaciones sin fines de lucro como Aproa.

Agencias