27 de diciembre de 2013 / 03:11 a.m.

México.- El color del fuego, la pasión y la energía es elevado hoy a su máxima potencia para lucir radiante y majestuoso durante las celebraciones venideras.

En efecto, los tonos rojizos más cálidos y vibrantes, desde el cereza hasta el escarlata, se usan en esta estación a través de un look total o aplicados en algunas prendas y accesorios para resaltar la silueta.

Considerado como el más vigoroso y extrovertido de todos, esta tonalidad evoca también alegría, sensualidad y una alta dosis de elegancia, fortaleza, dinamismo y festividad.

Históricamente, por su carácter luminoso, éste fue el color de la nobleza. En la antigüedad, era sólo privilegio de las clases superiores debido a que los pigmentos eran muy difíciles de conseguir, el teñido costoso y los materiales importados.

Algo queda de ese rojo que alude a los nobles de antaño porque aún se utilizan a las entradas de teatros, hoteles y toda clase de recintos que albergarán importantes exhibiciones o presentaciones para recibir a Reyes y celebridades. ¡He ahí el porqué de las llamadas alfombras rojas!

Para ellas se aprecian vestidos en todos los largos con siluetas sencillas o aderezadas con escarolas, rufles, holanes, plisados, encajes o cortes asimétricos.

Complementan la propuesta faldas cortas o largas, blusas que enfatizan la cintura, suéteres y cardigans en suave tejido de punto y abrigos envolventes en la también gama del amor.

Zapatillas estilizadas, bolsos tipo sobre y accesorios de grandes dimensiones en oro y plata se suman con elegancia a la figura femenina ataviada en efusivo rojo.

Para ellos, camisas lisas de algodón a cuadros o a rayas, suéteres de lana o en fino tejido de punto, chalecos abiertos o cerrados, corbatas clásicas o de tipo moño y hasta zapatos en una variedad de tonalidades rojizas se combinan con maestría con prendas en negro, gris y azul marino.

Así, para ser el centro de atención y lucir como toda una celebridad durante las próximas festividades de Navidad y Año Nuevo, nada como ataviarse con este color de la fuerza, la pasión y la realeza.

Agencias