27 de octubre de 2014 / 01:58 a.m.

 

Vamos, vamos, no aflojen el paso, que al final va a haber pozole!”, vociferaba en tono de broma un grupo de competidores cuando restaban 500 metros para concluir el trayecto de cinco kilómetros de A Correr Familia!.

Sonrisas y buena vibra caracterizaron a los competidores que protagonizaron la fiesta familiar organizada por Grupo MILENIO. Los aplausos y gritos de ánimo fueron la dosis extra de energía que tuvieron los más de 4 mil corredores que fueron a divertirse al Parque Metropolitano.

Poco afectó el frío de la mañana a las familias que minutos después de las 6:00 horas comenzaron a teñir de amarillo los alrededores del parque. El cambio de horario de la noche anterior fue de gran ayuda para quienes no acostumbraban levantarse temprano en domingo.

Ya con el sol bien puesto en el cielo zapopano comenzó el calentamiento para la primera competencia, la más exigente de la mañana, y qué mejor que una clase de zumba para desentumir las articulaciones. Minutos después de las 7:30, cruzó la línea de salida el grupo de participantes de 10k, la mayoría de ellos, runners experimentados dispuestos a correr sin parar durante más de 30 minutos. 

Mientras el reloj avanzaba, el calor, el buen ánimo y sobre todo el número de familias participantes aumentaba. El 5k fue la categoría que más personas convocó y logró retratar una imagen pletórica. Niños, jóvenes y adultos iniciaron su recorrido pasadas las 9:00, previamente ambientados por la música, la zumba y las ocurrencias de los presentadores.

La fiesta fue coronada con la carrera de 1k, donde abundaron niños, niñas y familias enteras acompañadas por sus perros. Desde las gradas llovieron los aplausos y los gritos de apoyo para los participantes, que al final recibieron medallas y fueron bien surtidos por los patrocinadores del evento.

 

RICARDO PARTIDA