18 de enero de 2013 / 12:21 a.m.

Ciudad de México • El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) recordó el 146 aniversario del Conservatorio Nacional de Música, considerado uno de los espacios más destacados para la enseñanza musical.

Este recinto creado por el destacado arquitecto mexicano Mario Pani (1911-1993) tiene su precedente en la instalación del Conservatorio de la Sociedad Filarmónica Mexicana en el Patio de los Naranjos de la Escuela de Medicina que abrió sus puertas el 14 de enero de 1867.

De acuerdo con información difundida por el INBA, a principios del siglo XIX se fundó la Academia Filarmónica Mexicana por José Mariano Elízaga; la Escuela Mexicana de Música, a cargo de Joaquín Berinstáin y Agustín Caballero; y la Academia de Música de la Sociedad Filarmónica de México, por Antonio Gómez, cuyo modelo a seguir era el del Conservatorio de Madrid.

Posteriormente se fundó la Sociedad Mexicana integrada por destacados miembros tales como el compositor húngaro Franz Liszt (1811-1886), quienes buscaban crear un conservatorio.

El 1 de julio de 1866 iniciaron los cursos formales de esta institución, que dos años después incorporó la enseñanza del arte dramático, siguiendo el modelo del Conservatorio de París, en Francia.

En 1876, se disolvió la Sociedad y la institución fue nacionalizada convirtiéndose, un año después en la Escuela Nacional, que en 1920 pasó a ser una dependencia de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Para 1866, la Escuela se instaló en el Antiguo Palacio de la Inquisición y posteriormente en la esquina de Allende y Donceles, donde el padre Agustín Caballero tenía su academia particular, sin embargo al año siguiente era insuficiente el espacio para los numerosos estudiantes por lo que, de 1867 a 1908, se estableció en el Zócalo capitalino.

Los cambios continuaron para esta institución que de 1908 a 1914 se trasladó a Puente de Alvarado 54, donde permaneció hasta que se otorgó una sede definitiva, en lo que eran las casas del Mayorazgo de Guerrero.

No obstante, el nuevo espacio no tenía sala de conciertos, razón por la que eran utilizadas distintas salas a lo largo de los años, tales como la Capilla de la Universidad, los teatros Arbeu y Renacimiento, y posteriormente el Anfiteatro Simón Bolívar de la Escuela Nacional Preparatoria y el ex templo de Santa Teresa.

En 1935 el edificio pasó a ser propiedad de la SEP y surgió la inquietud de la construcción de un espacio diseñado específicamente para el uso requerido, petición a que el gobierno respondió cediendo el terreno que ocuparía el Club Hípico Alemán, en Avenida del Castillo, posteriormente llamada avenida Presidente Masariyk, en Polanco.

En 1944 se determinó como propiedad de interés para el Conservatorio y en 1947, mientras estaban listas las nuevas instalaciones a cargo del arquitecto Mario Pani, el Conservatorio tuvo que moverse nuevamente, ahora a la Escuela Normal Superior de Ribera de San Cosme.

El nuevo edificio se inauguró en 1949 con un fastuoso programa musical y hoy en día es considerado uno de los más bellos espacios dedicados a la enseñanza musical.

NOTIMEX