31 de marzo de 2014 / 07:45 p.m.

De cara al partido del próximo sábado ante Santos, el Monterrey recuperará a tres de sus bajas por lesión: Omar Arellano, Marlon de Jesús y Leobardo López.

Arellano, delantero del equipo y quien marcó gol ante Pumas hace dos semanas, se declaró listo luego de haberse perdido el compromiso ante el Atlante por una contractura en el aductor del muslo derecho.

"Ya estoy bien, mañana trabajaré con todo el equipo. No habrá ningún problema para estar a disposición del cuerpo técnico para el juego contra Santos", adelantó Arellano en charla informal.

Por su parte, el atacante ecuatoriano Marlon de Jesús ya se recuperó de un desgarre en la parte posterior del muslo derecho que sufrió hace tres semanas en el partido de Cuartos de Final ante Pachuca.

"Voy bien, me siento mucho mejor, ya mañana empezaré a trabajar con el grupo, Iré de menos a más. Yo creo que sí podría alcanzar a estar para el sábado, pero se irá viendo", comentó De Jesús luego de realizar trabajo físico por separado al equipo.

Además, de los dos jugadores ya citados, la parte médica del Club de Futbol Monterrey informó que el zaguero Leobardo López también estará a disposición del técnico Carlos Barra a partir de mañana o el miércoles.

Cabe recordar que Leo se estaba recuperando de la ruptura de una adherencia cicatrizal en el recto anterior del muslo derecho.

Con la baja por suspensión de José María Basanta tras acumular su quinta amonestación, Leo sería otra alternativa de Barra para arrancar en la central contra Santos.

"Omar Arellano, Leobardo López y Marlon de Jesús se reintegraron parcialmente el día de hoy (lunes) a los entrenamientos. Se espera que en uno o dos días más se reintegren totalmente y estén a disposición del cuerpo técnico para el juego del sábado", informó el club.

El Monterrey se entrenó este lunes en El Barrial con tres grupos distintos. Los titulares ante el Atlante hicieron trabajo físico, los suplentes físico-técnico y futbol en espacios reducidos y los lesionados de forma diferenciada.

Humberto Suazo participó en el ejercicio de espacios reducidos, pero claramente evitó choques de hombro con hombro.

JAIME GARZA