20 de agosto de 2013 / 05:17 p.m.

 Agentes de la policía española decomisaron más de dos mil objetos arqueológicos en una operación en la que fue detenida una persona como presunto autor de delitos contra el patrimonio histórico, informó hoy el Ministerio del Interior.

La dependencia indicó en un comunicado que la operación, denominada HELMET II, se desarrolló en la provincia de Zaragoza, en el noreste español.

Entre los objetos incautados se encuentran restos de un casco celtibérico, puntas de lanza y de flecha, espadas, monedas y cerámicas de gran valor histórico, presumiblemente procedentes de expolios en yacimientos de Aragón y comunidades autónomas limítrofes.

El Ministerio del Interior señaló que en los registros practicados en una ebanistería y en dos domicilios se decomisó gran cantidad de mapas cartográficos sobre zonas o yacimientos arqueológicos.

Esta investigación es continuación de la operación HELMET I, iniciada igualmente por la Guardia Civil en marzo pasado.

Esto, tras tener conocimiento de que varios cascos celtibéricos (de los siglos IV y II a.C), presumiblemente procedentes de expolio en el yacimiento de la ciudad celtibérica de Arátikos, ubicado en la localidad de Aranda de Moncayo (Zaragoza), se pretendían subastar en Alemania.

Tras la paralización de la subasta a petición de las autoridades españolas, la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo dirigió la primera fase de la operación.

En ésta, la Guardia Civil recuperó más de cuatro mil piezas arqueológicas pertenecientes a diversas culturas, especialmente del periodo celtíbero peninsular, entre los que destacaban joyas y otras piezas propias de los enterramientos de los guerreros de la época.

Tras el análisis de la documentación intervenida en la primera fase de la operación, los agentes detuvieron recientemente en Zaragoza a otra persona relacionada con estos hechos, que igualmente tenía en su poder más de dos mil objetos arqueológicos, presumiblemente procedentes del expolio.

La Guardia Civil continúa con la investigación que dio inicio a la operación HELMET, para determinar qué personas pudieron haber expoliado y exportado ilícitamente de España los cascos celtibéricos que se pretendían subastar en Alemania.

— NOTIMEX