11 de febrero de 2013 / 02:45 a.m.

Ciudad de México • La relación insólita entre un gato, considerado como la criatura más egoísta y solitaria de los alrededores, y una bella y gentil golondrina, constituye la trama de la puesta en escena "El gato rayado y la golondrina Sinhá: Una historia de amor".

Presentada en el Teatro Juan Ruiz de Alarcón del Centro Cultural Universitario (CCU), se trata de un montaje inspirado en la obra original del dramaturgo Jorge Amado en el que el Grupo 59 de Teatro de la Universidad de Sao Paulo, Brasil, a través de la palabra, rescata esta historia de amor imposible entre ambos personajes.

En el marco de las actividades de la XX edición del Festival Nacional e Internacional de Teatro Universitario que esta noche llega a su fin, bajo la dirección de Cristiane Paoli Quito, el colectivo conformado por 14 actores brasileños, asume diversos personajes de la narración, en un juego teatral lúdico y lleno de música en el que mezclan humor y lirismo para contar una historia de amor y tolerancia a las diferencias.

El improbable romance entre las dos criaturas, sobrevive a las críticas sociales, a la diferencia de edades de los dos amantes y a las diferencias de carácter entre ambos, para al fin tropezar en la cruel y natural evidencia, escondida por la pasión inicial de que una golondrina que no puede, jamás, casarse con un gato.

El enredo, entretanto, no se agota en el amor entre el gato rayado y la delicada ave migratoria, que acaba por ser una historia dentro de otra historia.

Durante la obra, los talentosos actores se transforman en animales, ubicados en un bosque, rodeados de una mágica atmósfera, donde se desarrolla esta aventura entre conversaciones, cantos y bailes.

El montaje, sin lugar a dudas, rompe fronteras, límites de edades y hasta culturales, pues su mensaje y su divertimento llegan al corazón de todo aquel con capacidad de sorpresa y deseo de descubrir revitalizantes estímulos.

Aderezado con música y bailes de Brasil, los protagonistas son el gato atigrado al que todos temen, y una joven y hermosa golondrina que ansía conocer al agresivo felino y acaba enamorada.

Se trata pues, de dos culturas, dos maneras de entender el mundo con cuyo amor aparentemente imposible intentarán una unión fructífera, ambiciosa, de fábula y aún mayor de ensueño.

El objetivo del espectáculo es pedagógico, aportando una ya que la atracción entre un gato maltés y una golondrina simboliza lo prohibido por las normas establecidas por la sociedad.

NOTIMEX