13 de mayo de 2013 / 09:30 p.m.

Ciudad de México • Ante el desarrollo de nuevos soportes de escritura y de lectura, resulta necesario analizar la manera en que los escritores contemporáneos se vinculan con ese panorama, de ahí el interés del Festival de México por propiciar un diálogo no sólo intergeneracional sino intercontinental, a través del Coloquio de Literatura "Nuevas escrituras, nuevas lecturas".

En el encuentro, a desarrollarse este martes y miércoles en el Museo Franz Mayer, se tienen contempladas las participaciones del escritor suizo Peter Stamm, el argentino Rodrigo Fresán y los mexicanos Enrique Serna y Sergio González Rodríguez, bajo la coordinación de Mauricio Montiel Figueiras.

“La idea es ver si les afecta y cómo les afectan las nuevas plataformas, cuáles son las ventajas que ven en ella, cuáles son las desventajas. Me parece interesante el diálogo, porque de hecho sabía de la reticencia tanto de Rodrigo como de Peter, pero Enrique y Sergio sí han aprovechado muy bien las nuevas plataformas”, explicó Montiel Figueiras en conferencia.

Desde la perspectiva del también escritor, aún es muy temprano para saber cómo afectarán realmente las nuevas plataformas a los procesos escriturales, si bien algo comienza a percibirse para el futuro, el libro, como lo conocemos en la actualidad, terminará siendo la vanguardia.

“"Porque va a llegar el momento en que se agote toda la maquinaria tecnológica y al lector lo que le va a parecer más novedoso es encontrarse otra vez con el objeto libro, va a parecer un objeto digno de atención nuevamente"”, dijo.

La mesa de reflexión entre Enrique Serna y Peter Stamm se llevará a cabo este martes, a las 19:00 horas; el miércoles, a la misma hora, tocará el turno a Rodrigo Fresán y Sergio González Rodríguez. En ambos casos en el Auditorio Pedro López del Museo Franz Mayer.

“"No quería que fuera tampoco un coloquio tan de especialistas, un congreso de geeks, que trajeran su iPad y escribieran la conferencia en el iPhone. Pertenecemos a una generación que nació sin todo esto: crecimos leyendo libros, crecí escribiendo a mano, luego lo pasaba a máquina y de repente llegaron los nuevos soportes tecnológicos, entonces resultaba indispensable mover el tapete y ver de qué se trata eso"”, concluyó el coordinador del coloquio.

JESÚS ALEJO SANTIAGO